Canta: piscicultores estiman perdidas de al menos S/. 150 mil y 350 mil truchas tras derrame de zinc en Río Chillón

Dueño de dos piscigranjas se encuentra a la espera de recibir el examen que le indique si sus peces aún están aptos para ser vendidos o no.
15 Junio, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/06/rio-chillon-zinc-truchas-piscigranjas-canta-exitosa.jpg

En entrevista con Exitosa, uno de los dueños de las piscigranjas afectadas por el derrame de zinc a causa de un accidente de un camión que volcó el contenido del vehículo hacia el Río Chillón, en Canta, habló sobre la perdida de material y monetario que representa este incidente.

También te puede interesarRímac: más de 1200 cajas de cerveza bloquean el transito vehicular luego de accidente de trailer transportista

En plática con Manuel Rosas, en ‘Exitosa Perú’, el señor Ángel Cayetano, propietario de las fosas Chicrin y Puro, informó que un 30% de las truchas que criaba para vender han muerto con la contaminación del químico, de un total de 350 mil peces.

“Al momento, aproximadamente se ha muerto un 30% de lo que es la cantidad total de cada planta. En cantidades, aproximadamente, en cantidades de truchas se había entre 300 mil y 400 mil en las dos posas, por lo que mi perdida sería de 120 mil truchas”, dijo el afectado piscicultor.

En cuanto a valor económico, el dueño estima una perdida cerca a los S/. 150 mil, aunque podría llegar a ser mayor, pues al estar ambas fosas contaminadas, la cantidad de truchas muertes puede ir en aumento, incluso podría llegar a perder a todo su cardumen criado.

“En dinero, el tema es mayor a 100 mil o 150 mil (soles). Pero más allá de todo lo que ha muerto, toda la planta ya está contaminada, por lo que perdería los 350 mil truchas, aproximadas”, sostuvo.

“El día de ayer recién subió un ente fiscalizador, que nos van a dar un estudio más fijo para decirnos si esas truchas son comestibles o ya no”, agregó.

Cayetano atraviesa una gran incertidumbre hasta obtener una respuesta sobre la condición de su producción, pues no tiene claro si continuar el proceso alimenticio de sus peces, lo cual es conveniente si deseo venderlos en un futuro, o si sería un gasto extra, por si no sobreviven o ya no son productos aptos para el consumo.

“Estamos atados de manos, porque no sabemos si alimentar a las truchas para que no pierdan peso, porque el negocio es básicamente eso, no sabemos si sería un gasto innecesario”, indicó.

“Nosotros hemos pedido que alguien se haga cargo, porque ni siquiera se dio la limpieza del lugar como tal, porque, así como fue el derrame en el mar, se tiene que los EEP (equipos de protección personal) adecuados, con mascarillas de metales de gases adecuados. Lo pedimos porque no queremos exponer a nuestros trabajadores”, añadió.

Más noticias en Exitosa: