ChiclayoExigen cárcel para hermano de congresista Becerril Rodríguez

Procesado afronta juicio por los presuntos delitos de falsedad ideológica y atentado contra monumentos arqueológicos en el distrito de Pomalca.

La semana pasada se instaló -después de varias reprogramaciones- el juicio contra Segundo Wilfredo Becerril Rodríguez, hermano del parlamentario por Fuerza Popular, Héctor Becerril. El proceso se desarrolla en el Quinto Juzgado Unipersonal de Chiclayo. En la acusación de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Chiclayo se señala que el denunciado sería autor de los delitos de falsedad ideológica (hacer insertar) y atentado contra monumentos arqueológicos, en agravio del Estado y de la Asociación de Campesinos y Ganaderos El Milagro Sipán.
El engaño De acuerdo a los hechos, el 03 de mayo el acusado inició por la vía notarial, un proceso de prescripción adquisitiva de dominio ante la Notaría Pública “Welti Isabel Alvarado Quijano”, por el predio conocido como “Solera IV”, el cual posee 98.6164 hectáreas, indicando que ha tenido posesión de manera pública, pacífica y continua por el tiempo de 16 años. Asimismo, presentó como testigos a: Segundo Llamoctanta Pérez, Luis Rojas Gómez y Marcial Cercado Zambrano. Sin embargo, el Ministerio Público determinó que estos tres ciudadanos nunca radicaron en la zona, que fue reclamada mediante el procedimiento de prescripción. En sus declaraciones aseguraron que solo hicieron un favor a Becerril sin pedir dinero a cambio, y agregaron desconocer que éste haya habitado en “Solera IV” por el tiempo indicado.
El fiscal, José Guerrero Saavedra, explicó que el delito de falsedad se consumó cuando el imputado insertó en un instrumento público declaraciones falsas para lograr ser reconocido como posesionario, y tal fue su suerte que el 31 de octubre del 2013 obtuvo la escritura pública del acta N° 334, que declaraba como favorable el trámite deprescripción. Además los registros de la Municipalidad Distrital de Zaña revelaron que “Solera IV” realmente era ocupada por la asociación “El Milagro Sipán”, cuyos integrantes realizan sus labores hace diez años en dos lotes rurales que no superan las 75 hectáreas del sector “Caballo Blanco”, y ello porque las demás áreas forman parte de un monumento arqueológico.
Más perlas A través de las diligencias efectuadas por la Fiscalía, se obtuvo el informe N° 84-2014 de la Dirección Regional de Cultura, en el cual se concluye que Segundo Becerril alteró de forma grave los muros prehispánicos del sitio arqueológico  Sector III (cementerio de Sipán), atentando contra un importante monumento. Como el área en discusión se superponía a una zona arqueológica, la
petición para el Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA) tenía que ser declarado improcedente. Esto significa que el denunciado nunca hubiera tenido la autorización para realizar excavaciones u otros trabajos. La actitud del investigado no deja de sorprender, pues se detectó que éste elaboró y presentó un testimonio de compra – venta de “Solera IV” a favor de la empresa agroindustrial “La Victoria”, cuya representación la ejercía él mismo. También se tiene que el ciudadano, César Augusto Vilcahuamán Yarlaqué informó que adquirió el mencionado bien, cancelando S/ 19 mil a su anterior propietario, Segundo Becerril.
Cárcel En razón a las pruebas recopiladas, la Fiscalía solicita que se imponga 6 años de cárcel al acusado, el pago de una multa de S/ 1,600 y de una reparación civil de S/ 14 mil.