Callao: Local del “Ángel del Oxígeno” alcanzó su límite de ventas

Luis Barsallo indicó en Exitosa que todos los empresarios del rubro del oxígeno deberían ser solidarios para poder ayudar a los ciudadanos a abastecerse de dicho recurso.
25 Enero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/01/barsallo.png

¡Atención! El conocido “Ángel del Oxígeno” indicó en Exitosa que hoy desde tempranas horas de la mañana alcanzó el límite de ventas de este recurso que es fundamental para salvar la vida de los pacientes críticos contagiados con la covid-19.


Te puede interesar: Punta Hermosa: Clausuran locales que venían operando como discotecas

El local del señor Barsallo, ubicado en la cuadra 6 de Alfredo Palacios en el Callao luce completamente abarrotado, dado que son cientos de ciudadanos que buscan recargar sus balones de oxígeno a un precio económico y así lograr salvar la vida de su familiar.


“Se ha hecho un punto referencial hasta donde se puede llegar con el oxígeno y ya se le informó a la gente desde ese punto para atrás que vean otros puntos donde abastezcan de oxígeno para que no estén reclamando. Temprano hubo más de 200 balones y el desabastecimiento de oxígeno es mundial y regional”, señaló el señor Barsallo a Exitosa.

El ángel del Oxígeno comentó también que son cientos de ciudadanos que incluso llegan hasta de Lurín para poder acceder a un precio módico al oxígeno medicinal que vende el señor Barsallo quien también recalcó su compromiso de mantener los precios justos, ya que varios empresarios elevaron los costos durante la primera y segunda ola de covid-19. 

“Todos los que somos empresarios o que están involucrados en la venta de oxígeno deberían ser solidarios tanto en el precio del oxígeno como otros accesorios como cilindros, reguladores medicinales y demás”, manifestó en el programa Informamos y Opinamos.

En el lugar se pudo observar la presencia de efectivos policiales de la comisaría de Ramón Castilla, así como agentes de serenazgo del Callao, ya que tras una denuncia de Exitosa se evidenció como un grupo inescrupuloso de ciudadanos cobraban cupos a las personas para que estén primeras en la fila para abastecer sus balones con oxígeno.

MÁS EN EXITOSA