¡Buena noticia! Abuelita de 101 años se recuperó de COVID-19 y fue dada de alta

Doña Teófila fue dada de alta del Hospital Vitarte tras recuperarse de COVID-19. Médicos destacaron que parte clave del éxito fue la no existencia de comorbilidades
11 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/abuelita-venció-al-covid.jpg

Cuando se tienen ganas de vivir, nada puede derrotar el espíritu de una mujer peruana, ni siquiera la COVID–19. Así lo demostró Teófila Lozano Fernández, una paciente de 101 años del Hospital Vitarte que fue dada de alta luego derrotar al virus y convertirse en un nuevo ejemplo de lucha y tenacidad.

La paciente ingresó a la Emergencia el pasado 01 de agosto presentando fiebre y dificultad respiratoria por neumonía a causa del COVID-19. Durante su permanencia en dicho nosocomio, el equipo multidisciplinario de profesionales de la salud conformado por médicos, enfermeras, técnicos y auxiliares en enfermería estuvieron abocados las 24 horas del día en el monitoreo y tratamiento para la recuperación de Teófila.

También puedes leer: Cañete: Hombre de 60 años se recuperó de COVID-19 y fue dado de alta en su cumpleaños

Uno de los secretos de la recuperación de la abuelita más querida del Hospital de Vitarte fue no tener ninguna comorbilidad, lo que demuestra, una vez más, que llevar una vida sana es una de las mejores armas para combatir cualquier tipo de infección. “El único factor de riesgo de Teófila era la avanzada edad”, afirmó Alex Rosas Prieto, jefe del Servicio de Emergencia del citado nosocomio.

El tratamiento recibido por Teófila consistió en antibióticos, oxigenoterapia con máscara de reservorio con quince litros por minuto y la posición de cubito prono; es decir, la paciente fue colocada boca abajo para generar una buena respuesta. “Gracias a su progreso, con el correr de los días empezó a utilizar oxígeno mediante cánula nasal, antes de ser dada de alta ventilando espontáneamente”, señaló Rosas Prieto, antes de resaltar el excelente trabajo realizado por el equipo que la atendió con mucho profesionalismo y cariño.

A su salida, fue recibida por su hija Luisa Calderón Sulca, quien expresó su gratitud a todos los profesionales del hospital. “El pilar de nuestra familia regresa al hogar con vida y salud. Estamos seguros de que nos acompañará muchos años más”, destacó con alegría.