Bromley: “El miedo de salir nuevamente a la calle se puede superar de manera progresiva”

Psiquiatra Carlos Bromley recomendó recorrer distancias cortas para perder el miedo. También alertó de un aumento de problemas de salud mental.
30 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/bromley.png

Por: Josselyn Revilla.

Tras más de 100 días de aislamiento social, la población podrá volver a las calles mañana respetando la distancia social y otras medidas. Sin embargo, habrá un grupo que no querrá hacerlo y desarrollará el denominado “síndrome de la cabaña” que significa el miedo salir a la calle. Diario Exitosa conversó con el médico psiquiatra Carlos Bromley que alcanzó unas pautas para superarlo.

–¿Qué es el síndrome de la cabaña?

El fenómeno muy antiguo y consiste en tener miedo a salir. Comenzó cuando las familias se refugiaban en las cuevas y había inviernos muy fríos, con mucha nieve. Ahora, a raíz de la pandemia del Covid-19, las personas tienen miedo a salir de sus casas y realizar algún tipo de actividad.

–¿Es el único problema que aparece?

Hay otra patología social llamada la misofobia o el miedo a contaminarse. Son dos conceptos diferentes, pero a nivel internacional ambos se engloban como el síndrome de la cabaña. Las personas piensan que afuera hay peligro y adentro no. Su vivienda es su refugio. Se vendió tanto el ‘Quédate en casa’, que se ha quedado interiorizado.

–¿Cuándo se vuelve un problema?

Cuando pudiendo salir con restricciones, las medidas de seguridad del caso, evitando aglomeraciones; y aun así no quiere salir, necesitando comprar víveres, medicamentos o hacer una transacción. Hace que se aísle y utilice cualquier justificación para no salir. Este miedo va acompañado de ansiedad, hiperventilación y aumento del ritmo cardiaco.

–¿Cómo superar el síndrome de la cabaña?

Si el síndrome no es tan grave, uno puede superarlo a pasos graduados, es decir, de manera progresiva: abrir la puerta de la calle y salir a mirar; darle una tarea simple, como salir a la esquina comprar un paquete de galletas, y después salir a dar una vuelta acompañada. Otro día motivarla a ir al supermercado. Es una terapia de socialización.

–Entonces, el peor error es obligarlos a salir.

Obligarlos a salir empeora y agrava la situación. En todo caso, simultáneamente se debería consultar con un psiquiatra que evalúe al paciente y quizás le recete usar ansiolíticos. Esto le pueden ayudar mucho porque disminuye su ansiedad y así puede hacer frente a ese miedo de salir.

–¿Qué personas son proclives a padecer el síndrome?

Hay personas, hombres y mujeres, que tienen una personalidad introvertida, no les gusta salir de casa y prefieren quedarse. Ellos tienen cierto grado de vulnerabilidad, sobre todo teniendo en cuenta que han estado tres meses sin salir. Se acostumbran a eso, es especial si viven con otros que hacen la compra y todo lo demás.

–Pasando al tema de los efectivos de la pandemia, ¿pueden aumentar los problemas de salud mental?

Antes de la pandemia el 20% de la población padecía de algún problema de salud mental. Esto se va a incrementar. No hay estudios específicos al respecto, pero se ha visto casos en otros países de personas que antes de la pandemia padecían alguna patología y ahora se agravó su condición, y otras que no tenían problemas que comenzaron a tenerlos.

–¿Cuáles son estos problemas?

Hay incremento de estrés, ansiedad, depresión y consumo de alcohol y otras sustancias. También hay un elevado consumo de ansiolíticos, gente que se automedica para poder dormir. Hay mucho insomnio en la población en general, muchas personas tristes, gente se está endeudando o tiene graves problemas económicos.