Bajo nivel del indicador Riesgo País atrae a los inversionistas

En la era de los banqueros de inversión, un país necesita emitir bonos para financiarse en el exterior. EMBIG redujo a 107 puntos básicos esta denominación el 2019.
12 Enero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/01/in24.jpg

Por: Dennis Falvy

@FalvyDennis

 

Se acaba de informar que el Riesgo País de Perú es el más bajo entre las economías de América Latina y que la cifra medida por el EMBIG se redujo de 168 puntos básicos en diciembre de 2018 a 107 puntos básicos al cierre de 2019. Este indicador muestra la percepción positiva acerca de la posición financiera de la economía peruana.

Estas noticias les encantan a los macrobúhos del BCRP y aledaños, e incluso a la burocracia internacional agobiada por Argentina y Ecuador, entre otros. Todos ellos viven felices y contentos en una isla de fantasía con sueldos y fringe benefits exorbitantes y los del BCRP, además, con reservas que casi llegan a USD 70,000 millones; inflación baja, nada de inversión en oro metálico porque no les gusta; tipo de cambio controlado por swaps cambiarios sin perder 1 dólar de reservas; monetizan con su maquinita los ahorros del gobierno en el FEF y en el MEF que ellos guardan para paliar el déficit fiscal y así elevan así su posición de cambio y encima con su Presidente galardonado por la Revista The Banker del Grupo Editorial Financial Times; como el Banquero Central de las Américas del Año 2020.

Este reconocimiento se les da a los gobernadores de bancos centrales con mejor gestión para estimular el crecimiento y estabilizar las economías de sus respectivos países. También obtuvieron la más alta calificación los jefes de los bancos centrales de Israel, Líbano, Paraguay, Filipinas, Rusia, Taiwán y Reino Unido.

Con este entusiasmo, el BCRP informó que la tasa de crecimiento que se tiene proyectado para la inversión privada en este año sería de 4,2%, similar al registrado en el año previo. Ojo el BCRP viene fallando en sus proyecciones clamorosamente. Ver ; (https://www.expreso.com.pe/opinion/jorge-baca-campodonico/cuan-confiables-son-las-proyecciones-del-bcrp/

 

AÑOS ATRÁS; EL CONTEXTO

 

Escribí el siguiente artículo el 21 de julio del 2001, el que ´presentare en dos partes, con ciertos ajustes.

Hace algunos años, cuando la economía internacional aún no estaba “globalizada” y era muy difícil que las aduanas permitieran el pase libre de las mercaderías y más que nada los capitales financieros transitaran de un país a otro con la facilidad que ahora lo hacen, los indicadores de moda eran el PBI, la inflación y el tipo de cambio.

Estos aún se usan para “medir” la solvencia o dificultades económicas por las que atraviesan los países, tanto de parte de los organismos multilaterales como de los inversionistas. Pero, en la era de los banqueros de inversión, en la época que un país necesita emitir bonos soberanos para financiarse con el exterior, el indicador que está en plena moda es el denominado “riesgo país”.

¿QUÉ ES EN REALIDAD EL RIESGO PAÍS?

Una definición bastante aceptada es la que lo señala como un índice que pretende exteriorizar la evolución del riesgo que implica la inversión en instrumentos representativos de la deuda externa emitidos por los gobiernos de países emergentes.

En otras palabras, es el “castigo” que el mercado financiero impone por la posibilidad de “default” o no pago por parte de los gobiernos emergentes de las sumas comprometidas por los bonos emitidos por ellos.

Es dable advertir que el índice de riesgo país dice poco o casi nada si es que no se tiene a mano la comparación correspondiente con otro país o países, o alternativamente su evolución en el tiempo. Recordemos, entonces, que el arte de las finanzas y la teoría del portafolio han definido el tema de la incertidumbre y el riesgo, y ha hecho famosa aquella frase de que hay que evitar colocar todos los huevos en una misma canasta por la eventualidad de la rotura total de los mismos. Asimismo se ha aceptado siempre como un hecho de que a mayor riesgo, mayor rentabilidad o tasa de interés a exigir.

 

HAY QUE TENER EN CUENTA

Que una vez que los bonos están en el mercado se pasa de una situación de riesgo (la que se supone se puede cuantificar) a una de incertidumbre, en la que, a medida de que esta sea mayor respecto a un posible incumplimiento de las obligaciones de pago, el Valor Presente de los mismos tenderá a ser menor. Esto en la teoría de las finanzas se calcula mediante el Valor Presente Neto (VPN) o con la Tasa Interna de Retorno (TIR).

En consecuencia, cuanto menor sea el VPN de los pagos futuros pactados, mayor será la tasa empleada para tal reducción al presente, o, lo que es lo mismo, mayor será la TIR. En rigor, entonces, el mayor valor de esta TIR no implica que el instrumento es altamente rentable, sino todo lo contrario: es altamente riesgoso. Siguiendo entonces la misma lógica del índice riesgo país, la TIR por sí sola no expresa nada; se necesita consecuentemente  comparaciones de la misma para sacar conclusiones.