Ayacucho: Se cumplen 34 años de la masacre de Accomarca

El 14 de agosto de 1985 murieron más de 62 comuneros del poblado de Accomarca en Ayacucho a manos de militares.
14 Agosto, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/08/accomarca.jpg

¿Qué sucedió un 14 de agosto de 1985 en Accomarca? Te compartimos fragmentos del informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) sobre este penoso caso.

“La CVR ha establecido que el 14 de agosto de 1985, una patrulla del Ejército, perteneciente a la compañía “Lince” de Huamanga, al mando del entonces subteniente Telmo Ricardo Hurtado Hurtado, asesinó a 62 comuneros, entre mujeres, ancianos y niños, habitantes del distrito de Accomarca, provincia de Vilcashuamán, Ayacucho”.

Los hechos: “Las autoridades del Ejército del departamento de Ayacucho estaban seguras que sectores de la población del distrito de Accomarca estaban vinculados a Sendero Luminoso, que existía una “Compañía Accomarca” de SL, y que en la parte baja de este distrito –Quebrada de 156 Huancayoc- funcionaba una “escuela popular”.

Llegada de militares: “El 13 de agosto de 1985, a las 6:30 de la mañana aproximadamente, la patrulla “Lince” 7 fue transportada en helicóptero de Huamanga a la Base Contraguerrillas de Vilcashuamán, lugar desde el cual se trasladaron hasta las alturas de Huamballpa, bajo el mando del Capitán de Infantería Helber Gálvez Fernández, a donde llegaron alrededor del mediodía. Desde dicho lugar continuaron a pie hasta el distrito de Accomarca llegando alrededor de las 5:30 de la tarde”.

Búsqueda: “A pesar de que el Ejército realizó una búsqueda exhaustiva de material subversivo, para lo cual utilizaron inclusive perros que habían llevado al lugar, no se encontraron armas, municiones, explosivos o propaganda de Sendero Luminoso. “.

Maltratos y violaciones: “Luego de la búsqueda, todos los pobladores fueron reunidos en la zona conocida como Hatunpampa. En este lugar, los hombres y las mujeres fueron separados, siendo los hombres sometidos a maltratos y golpeados con la culata de los fusiles. Seguidamente, las mujeres habrían sido arrastradas hasta una chacra que los testigos identifican porque había un árbol de molle, donde habrían sido violadas sexualmente”.

Masacre: “Una vez que todos los pobladores se encontraban en el interior de la casa, el subteniente Telmo Hurtado ordenó a su personal de tropa disparar contra ellas. El propio Telmo Hurtado, además de dar la orden de disparar, lanzó una granada
provocando una explosión y el incendio de los lugares donde se encontraban las personas detenidas. Consumado el asesinato, y con el fin de impedir la identificación como responsables de los hechos y dar la apariencia que se trataba de un ataque de Sendero Luminoso, Telmo Hurtado ordenó a su personal que recogieran todos los elementos o sustancias utilizadas”.