¡ATENCIÓN! Más de 90 mil personas presentan algún tipo de cardiopatías congénitas en el Perú

Las cardiopatías congénitas son las alteraciones del corazón y los grandes vasos sanguíneos que se originan antes del nacimiento.
10 Octubre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/10/cardiopatías-en-el-perú.jpg

Las cardiopatías congénitas son las alteraciones del corazón y los grandes vasos sanguíneos que se originan antes del nacimiento. Según estudios realizados, en el Perú, 8 de cada 1,000 niños presentan estas complicaciones médicas que pueden generar durante el crecimiento del pequeño, insuficiencias cardíacas y trastornos del ritmo cardíaco.



El doctor Víctor Robles Velarde, cirujano cardiovascular del Instituto Nacional Cardiovascular de EsSalud, explicó que estos trastornos se dividen acorde a su complejidad y esto repercute en el niño dificultando su vida, su alimentación y desarrollo.

El estilo de vida de un paciente con cardiopatía congénita es bastante limitado, pues la persona debe realizar desplazamientos cortos porque tienden a cansarse rápidamente. Además debe llevar de manera continua tratamiento clínico e ingerir medicamentos para evitar complicaciones en su salud.


Puedes leer | Otitis: Consejos para prevenir esta enfermedad auditiva en niños y adolescentes

Según el especialista las cardiopatías más frecuentes en el Perú son la comunicación interventricular (CIV) y el ductus arterioso persistente (PCA). También existen las cardiopatías cianóticas, siendo la más frecuente, la tetralogía de Fallot (TF) que es responsable de entre un 5 y un 10 % de todos los defectos cardíacos.

“Algunos pacientes que presentan estas cardiopatías, su lengua, labios y dedos comienzan a mostrar una coloración azulada; además sienten palpitaciones, es decir empiezan a sentir latidos fuertes que no presentaban antes”, señaló el especialista.

TRATAMIENTO Y RECUPERACIÓN

La causa de las cardiopatías congénitas pueden ser genéticas o por alguna alteración ambiental que influye en el desarrollo de los órganos, como por ejemplo, infección por el virus de la rubeola durante el embarazo, que la madre haya consumido alcohol, diabetes materna o ingesta de algunos fármacos como sales de litio y talidomida.

Desde que inició el estado de emergencia por el COVID-19, el INCOR de EsSalud, maximizó sus protocolos de bioseguridad para garantizar la salud de sus pacientes y personal médico-asistencial, sin descuidar sus atenciones. En estos 7 meses de pandemia, el establecimiento ubicado en Jesús María realizó más de 56 atenciones exitosas a pacientes con cardiopatías congénitas.