Así se obtiene el mejor beneficio al negociar facturas con factoring

Emprendedores optan por esta salida para lograr financiamiento rápido. Sistematiza datos sobre las ventas de la compañía.
11 Enero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/01/Así-se-obtiene-el-mejor-beneficio-al-negociar-facturas-con-factoring.jpg

Desde que en nuestro país se instauró el factoring como una alternativa de financiamiento que permite a los emprendedores adelantar el cobro parcial o total de sus cuentas por cobrar, se ha convertido en la alternativa adicional a buscar préstamos.



Así con este mecanismo las micro y pequeñas empresas (mypes) pueden obtener capital de trabajo a través de la negociación de sus facturas. Existen tipos de factoring para negociar el mejor beneficio, afirmó Kenneth Bengtsson de Efact.

También puedes leer: “Con compra de un buen software se evitaría levantar el secreto bancario”, asegura economista Indacochea


“Los dos principales tipos de factoring son: con recurso y sin recurso, y se diferencian básicamente porque, en el primero, la obligación final de pago puede retornar a la empresa que solicitó el financiamiento”, precisó.

El Dato: “Con esta data, una empresa de factoring tendrá un mejor panorama y mayor transparencia sobre la compañía a quien se emite la factura, sobre su voluntad de pago. Si tiene dificultades para organizar la información, un Proveedor de Servicios Electrónicos (PSE) homologado por la SUNAT como Efact lo ayudará”, finalizó.

En Factoring Con Recurso (FCR), si la compañía adquiriente, no cumple con su obligación, entonces la entidad financiera puede reclamar la deuda a la empresa que emitió el comprobante y recibió el financiamiento. Factoring Sin Recurso (FSR), en caso la compañía adquiriente no asuma su responsabilidad de cancelar la factura.

También puedes leer: Sistema Privado de Pensiones sube a 1.7% el seguro de sobrevivencia

La plataforma de facturación electrónica de Efact brinda la posibilidad de negociar un comprobante, tan pronto es emitido, con entidades financieras que presentan alternativas de FCR y FSR, y que la segunda opción se otorga, en su mayoría, a facturas que se dirigen a grandes empresas o que demuestran capacidad de pago.

“Es obvio que la mejor opción es negociar la factura y olvidarse de cualquier tipo de deuda”, dijo Bengtsson.