Arequipa: Víctimas del huaico de Aplao intentaron salvarse

Frank y Reynal, amigos de infancia, viajaron a distrito de vacaciones y encontraron la muerte. Uno de ellos ayer fue enterrado en Alto Selva Alegre.
10 Febrero, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/02/apalo.jpg

“Frank y Reynald trataron de salvarse del huaico. Lucharon por su vida. Uno se fue corriendo y el otro intentó hacerlo en el auto, pero fueron alcanzados por las piedras y lodo. Murieron como hermanos”, sostuvo ayer José Hunder, padre de Reynald, a la salida de la misa de cuerpo presente en la iglesia San Lorenzo, del distrito de Alto Selva Alegre.

El progenitor contó que ambos jóvenes viajaron el miércoles a Aplao para visitar a Jacky Idme, madre de Frank Yepez Idme (24).

“Los dos fueron de vacaciones para pasar momentos de relajación en las chacras”, recordó el papá.

Explicó que la última conversación con su hijo la tuvo minutos antes del huaico. “Me decía que estaba lloviendo fuerte y cortó para decirme que más tarde me llamaba. Me dijo queme quería mucho”, precisó José Hunder.

El cuerpo de Reynald Hunder Ticona (23) fue trasladado a su vivienda de la calle Martinetti en Alto Selva Alegre, donde fue velado y hoy será sepultado a las 12 horas en el cementerio Jardines de Arequipa.

Este joven fue hallado enterrado en Aplao en el interior de su camioneta.

Reynald tenía un futuro prometedor porque estudiaba administración de empresas e idiomas.

Sepultaron a Frank

Frank Yordi Yepez Idme (24), amigo de Reynald, fue sepultado ayer en la tarde en el cementerio municipal de Alto Selva Alegre.

El joven fue hallado con vida cerca al río Majes y trasladado con vida al centro de salud de Aplao, donde pereció a los pocos minutos.

Frank creció en el barrio Martinetti junto a Reynald. Ambos se criaron como hermanos y eran muy unidos.

Despiden a Judith

Familiares y amigos despidieron ayer a la adolescente Judith N.M. (16), quien pereció en el huaico que cayó en Aplao el último jueves.

La menor fue sepultada en el cementerio municipal de La Colina, distrito de Majes.

Apolinaria Mamani Incacoña, madre de Judith, dijo que la menor fue a Aplao para trabajar en una tienda de abarrotes y ayudarla en la economía de la casa.

“Mi hija murió por ayudar a sus hermanos”, resaltó