Aporte de Odebrecht para Villarán se hizo en efectivo

Jorge Barata afirmó que USD 3 millones se iban a depositar en Andorra, pero se entregó de manera directa al exgerente Miguel Castro.
26 Abril, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/04/VILLARÁN.jpg

La situación de la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán de la Puente, cada vez más se complica con el caso Odebrecht. El exrepresentante de la constructora en Perú, Jorge Barata, declaró que entregó 3 millones de dólares en efectivo para financiar la campaña del No a la revocatoria de la exburgomaestre.

Barata ya había dicho hace tres días que la constructora pagó para financiar la campaña de Villarán y este se hizo a través del exgerente municipal José Miguel Castro. El empresario mencionó a los fiscales Germán Juárez y Geovanna Mori que el exfuncionario edil se quejaba por el retraso de los pagos.

Los 3 millones de dólares iban a ser entregados a través de una cuenta del exfuncionario municipal Gabriel Prado en Andorra, sin embargo, la apertura de esta se demoró y no se utilizó, razón por la que el dinero fue entregado directamente a José Castro, brazo derecho de la exalcaldesa de Lima.

El exfuncionario de Odebrecht, según fuentes fiscales, mencionó que el exgerente de Villarán lo llamó en reiteradas oportunidades a pedirle que cumpla lo pactado y entregue los 3 millones de dólares. “Castro le decía a Barata que había varias cuentas por pagar y por eso solicitaba que el dinero se entregara rápido”, indicaron.

El dinero se entregó en dos partes, afirmó Jorge Barata. Dijo que un total de 2 millones de dólares se dieron en Brasil y 1 millón de dólares en el Perú.

Le agradeció

El empresario brasileño dijo que recibió la llamada de Susana Villarán para agradecerle por el aporte y le dijo que la conversación que tuvo con José Miguel Castro era “correcta”.

La petición del dinero se habría efectuado en el primer trimestre del 2013, cuando Villarán y Castro eran funcionarios. Precisamente, en dichas épocas, se suscribieron tanto el contrato de concesión del proyecto Vías Nuevas de Lima como la Adenda N° 01 del Proyecto Línea Amarilla, la cual benefició a la empresa brasileña.

Así, se tiene como tesis de investigación que ambos investigados con la finalidad de continuar en el poder, habrían hipotecado su voluntad a favor de las empresas brasileñas. A cambio de ello habrían recibido dinero para poder financiar la campaña por la No revocatoria.