Ángel del Oxígeno: Luis Barsallo denuncia extorsiones contra sus colaboradores y pide apoyo del Mininter

Amenazan a nuestros colaboradores para que les vendan oxígeno medicinal, denuncia Barsallo.
22 Enero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/01/Ángel-del-Oxígeno-Luis-Barsallo-pide-apoyo-al-Mininter-para-controlar-las-colas-y-evitar-la-reventa.png

Lamentable. Luis Barsallo, más conocido como el ‘Ángel del Oxígeno‘ del Callao por vender el oxígeno medicinal a precio justo, pidió -en entrevista para Exitosa- apoyo al Ministerio del Interior (Mininter) para controlar las colas, y evitar las extorsiones y reventa de este insumo médico.


También te puede interesar: Segunda Ola: Agradecen a Luis Barsallo, el Ángel del Oxígeno, por seguir vendiendo oxígeno a precio justo

“Por favor, pido al Ministerio del Interior que nos ayude en la seguridad. Tanto en la planta como en la distribuidora. Me acuerdo que la Marina de Guerra me apoyó muy bien como un mes. Botamos a todos los mafiosos que ya estaban en la cola”, dijo el Ángel del Oxígeno a través de nuestra multiplataforma.


Este pedido lo hizo tras la declaración la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, quien calificó como “un verdadero crimen” el comportamiento de algunos empresarios que se aprovechan de la necesidad de los pacientes COVID-19 y elevan el precio del oxígeno medicinal a fuera de lo habitual.

Definitivamente que sí [comparto la opinión de Mazzetti]. No solamente se está haciendo ahora, la vez pasada fue tremenda. Ha habido extorsión. Personas que se apostan afuera de la planta de oxígeno tratando de amenazar a nuestro colaboradores para que les vendan. Eso es todo un tema”, enfatizó.

Ángel del Oxígeno llama sicarios de la muerte a quienes venden el oxígeno medicinal a precios exorbitantes.

◼ Reventa

Por otro lado, señaló que su capacidad aún no está rebasada, pero lamentó que la venta no alcance a todos. “Hay que estar atentos a las personas que contratan a señoras para comprar como hormiga y revender”, aseveró.

Respecto a cómo identifican a los revendedores, explicó lo siguiente: “El que viene con seis cilindros, se los marcan y les digo a mis colaboradores que hay que estar atentos. Tratar de buscar esa marquita que le hacemos disimuladamente”.

Recordó que en una oportunidad se acercó un señor, cuyos balones tenían cinta scotch pegada. Es decir, la ‘marquita‘ a la que hace referencia Barsallo. “De inmediato le indiqué que se retire. El efectivo policial nos estaba apoyando y le pedí que lo invitara a retirarse“, puntualizó.

◼ Segunda ola

La segunda ola se ha empezado a manifestar a fines de diciembre. Al consultar cómo reaccionó su negocio a la situación epidemiológica, Barsallo explicó cronológicamente la venta del oxígeno medicinal.

“Cuando bajó la primera ola, bajó tremendamente la venta del oxígeno. Pero solamente venían familiares de pacientes que tenían secuelas. Eso ha sido en todo el lapso que bajó [las cifras de la] pandemia. Muchas personas habían quedado con secuelas, y necesitaban oxígeno. Ahí hemos tenido 25 familiares de pacientes que venían diario”, aseguró.

Comentó que en ese tiempo, los clientes se acercaban a comprar de manera preventiva, mas no como una urgencia. “Siempre les pregunto a los clientes para tener una cifra y tener más cuidado a la hora de la venta. Me decían es para prevención, tengo mi papá y abuelita, y no vaya a ser que esto empeore“, sostuvo.

Sin embargo, precisó que el incremento de la demanda de referido elemento empezó hace más de dos semanas. “De los 25 clientes que teníamos, ahora pasamos a 50. Después a 80”, agregó. Ayer hemos vendido algo de 120, reveló.

Asimismo, mencionó que en el máximo pico de cifras de la primera ola llegaron a vender 250 balones de oxígeno diarios. “¿Nos estamos acercado a esa cifra? Tristemente, así parece. Cada día viene más gente. Eso se reduce a que nuestro negocio llegan porque en otro lado no encuentran”, dijo.

“Ahora está 20 soles el metro cúbico. Nosotros estamos vendiendo de 5 metros a 100 soles. Hemos bajado el metraje para que llegue a más cantidad de público. Los que van a comprar [a otros lados] me indican que lo venden a 30,35 o 40 soles. Cuando más tarde es la emergencia, más caro lo venden, finalizó.