Alertan por velocidad con que se calientan océanos

Estudio de equipo internacional de 14 científicos revela que es como si cinco bombas de Hiroshima se arrojaran al mar cada segundo.
19 Enero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/01/do15.jpg

El mundo debe estar en alerta total, según señalan 14 científicos de diversas universidades del mundo quienes llegaron a la conclusión que en ningún otro momento de la historia humana, desde que se tienen registros, han sido tan cálidos los océanos del mundo como en 2019.

Las aguas marinas se están calentando ahora a la misma velocidad que si unas cinco bombas atómicas como las de Hiroshima fueran allí arrojadas cada segundo, de acuerdo con un nuevo estudio, publicado en la revista Advances in Atmospheric Sciences.

El estudio revela que la zona que experimenta mayor aumento de la temperatura es la ubicada entre la superficie y una profundidad de 2.000 metros. Además, concluyeron que los últimos 10 años han sido los más cálidos registrados para las temperaturas oceánicas globales, y que los últimos cinco años tienen el récord más alto.

Así, en 2019 la temperatura del océano fue de aproximadamente 0,075 grados Celsius por encima del promedio que hubo entre 1981 y 2010. Para llegar a ese punto, el océano habría recibido 228.000.000.000.000.000.000.000 (228 sextillones) dejulios de calor.

“De hecho, eso es un montón de ceros. Para que sea más fácil de entender, hice un cálculo. La bomba atómica de Hiroshima explotó con una energía de aproximadamente 63.000.000.000.000 de julios. La cantidad de calor que hemos puesto en los océanos del mundo en los últimos 25 años equivale a 3.600 millones de explosiones de bombas atómicas de Hiroshima”, señaló el autor principal del estudio, Lijing Cheng, citado por el portal Eurekalert.

Lijing Cheng subrayó que la medición del calentamiento oceánico es “irrefutable” y representa “una prueba más del calentamiento global”. El investigador señaló asimismo que “no existen alternativas razonables” para explicar este incremento, como no sea por “las emisiones humanas de gases que atrapan el calor”.