“Ahora es cuando más hay que cuidarse o habrá un rebrote”

El exministro, Luis Solari dio sugerencias a trabajadores y empresas para no infectarse del Covid-19 durante reapertura.
29 Junio, 2020
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/Luis-Solari-exministro-de-salud.png

El nivel de contagios del Covid-19 en Lima y algunas zonas ha descendido. ¿Eso nos libra de ciertos cuidados? Para nada, según el exministro de Salud Luis Solari.

El también expremier sostiene que contra menos hospitalizados hay, mayor el riesgo de contaminarnos si nos descuidamos y da recomendaciones para el ámbito laboral.

-Desde el miércoles la reapertura será mayor. ¿Qué debe tener en claro la gente?

Ahora es cuando más debe cuidarse. Y eso por tres razones. Primero, no hemos hecho rastreo de pacientes y asintomáticos y sus contactos a través de los celulares.

Segundo, no se contabiliza el número de positivos de los laboratorios privados. Y tercero, la reapertura económica de mayo sí ha tenido efecto en el porcentaje de hospitalizados.

-¿Cuándo se sabrá si esta reapertura no será dañina?

Según las cifras de porcentajes de hospitalizados que manejo, entre el 10 y el 15 de julio se verá si se estira el virus y hay la probabilidad de un rebrote o no.

-¿Cree que el nivel de contagio crecerá?

 Bueno, hablo a diario con pacientes leves o asintomáticos y la mayoría de ellos está vinculado a la reapertura económica.

-Pero el Gobierno insiste en que la tasa de contagios ha descendido

 Al principio de la pandemia, 25 de cada 100 se hospitalizaban. En mayo, 15 de cada 100. Ahora son 4 de cada 100. Pero los otros 96 son asintomáticos o leves, van a su casa y contagian.

Solo el 4%, que está muy grave, va al hospital. Por eso ahora hay que cuidarse aún más que cuando había 25% de hospitalizados, contra lo que muchos pueden creer.

-¿Qué debe hacer quien regresa ahora a su centro de trabajo?

Verificar si su empresa cumple con todos los protocolos de prevención, desde que entra a la oficina. Hay que olvidar el término distanciamiento social. Es distanciamiento personal, separación entre las personas. ¿De cuánto? Ahora, mínimo, será de dos metros.

-¿Incluso en una oficina?

Sí, separados por dos metros, no menos. Ahora se sabe, además, que el virus puede también estar en la materia fecal. Y hay oficinas en donde los waters del baño ni tapa tienen.

Uno jala la palanca y el virus se esparce hasta seis metros alrededor. Algo más: uno no puede entrar al baño apenas salga alguien del interior. Debe esperar un rato porque las bacterias aún están ahí.

Acá también juega la manera de prevenir de la empresa.

Otro drama es la ausencia de expendedores eléctricos de toallas de papel y de jabón. O para abrir el caño: ya no puede haber perillas para dar vuelta con la mano.

Deben instalarse esas con paleta, para dar vuelta con el codo. Muchos empleados se han contagiado por manipular el lavatorio.

-En los comedores de la empresa, ¿qué cuidados tener?

Olvidarse de calentar en el microondas. Eso es un desfile de envases, uno tras otro. Ahora hay que llevar comida en termo o solo sándwiches de casa. Comida fría, tipo causa, que de esas tenemos varias.

-¿Ahí también distancia de dos metros?

No, ahí la distancia debe ser de tres metros. ¿Qué pasa si alguien se atora y tose? Lo que uno segrega en la tos puede expandirse hasta cinco metros de distancia.

Y todos sentados en diagonal en cada mesa. Igual pasa en los ascensores. Antes subían varios. Ahora no, máximo dos personas y en diagonal, o de uno en uno.

En el tema de la limpieza, ¿qué cuidados debe tener el empleador?

Muchas empresas creen que basta con hacer limpieza superficial todos los días. Lo mejor es recurrir a esos aparatos que emiten luz ultravioleta C, como sucede en las salas de operaciones. Luego, los cuidados en la movilidad de la empresa.

-¿Qué priorizar ahí?

Ir de a tres o cuatro en el vehículo, ya no. Y prender el aire acondicionado si se va solo, no con varios, porque ese aire recircula. Es mejor ir con las ventanas abiertas. Algo más que el Gobierno no ha previsto: ¿cómo harán los trabajadores que antes dejaban a sus hijos en el colegio y ahí comían?

-Claro, sin colegio, ¿a dónde van?

¿Con quién los dejarán? Se requiere un apoyo especial. Nadie pensó eso al momento de decidir la reapertura económica. Es un misterio sin resolver. ¿Dejar a los niños en otro lado? Eso ya es un riesgo.

-¿No ayuda, entonces, que haya bajado el índice de contagios?

En Lima sí bajó: el número de positivos está por debajo de 1, pero solo apenas. Pero, por ejemplo. En Villa El Salvador eso es distinto. ¿Y si trabajas ahí? ¿O si sales de ahí a trabajar a otro lado?

-¿Ahora depende solo de cada uno?

No. Eso es lo que el Gobierno quiere hacernos creer. Eso se llama exonerarse de responsabilidad. ¿Por qué? Porque hacer pruebas depende del Gobierno. Realizar el seguimiento, también.

No haber podido hacer respetar la cuarentena, igual. ¿Solo depende de nosotros? No. Si hay un rebrote será por culpa del Gobierno y no de la gente.

-Y si hubiera un rebrote, ¿qué hacer?

Si hay rebrote, solo queda un camino: cambiar de inmediato a todo el gabinete. ¿Sabe por qué? Porque todas sus decisiones se basan en información errada e incompleta. Por eso la autoridad pública es la responsable.