Agricultores de Tumilaca retomarán paro contra Quellaveco

En protesta porque el Gobierno no financiará los estudios de impacto ambiental en la zona, pese a que se comprometió a realizarlos.
16 Octubre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/10/Sin-título-1-37-1280x720.png

Miguel Salazar, dirigente de los agricultores de Tumilaca (Moquegua), informó que en asamblea general se acordó retomar el paro contra el proyecto Quellaveco de la minera Anglo American, tras culminar los plazos establecidos con el gobierno nacional para incluir en sus compromisos el costo del presupuesto para cubrir los análisis de laboratorio que requieren los estudios de impacto ambiental.

Salazar dijo que en los próximos días se acordará el reinicio de la medida de lucha en consulta con las bases. Afirmó que la decisión se tomó después que vencieran dos plazos que dieron al Ejecutivo para que oficialice los planteamientos que se acordaron en las reuniones mixtas que sostuvieron, tal como lo establece la Resolución Ministerial N° 281-2019-MINEM/DM del 27 de setiembre.

Los acuerdos tienen que ver con la logística y el presupuesto para cubrir los análisis de laboratorio que requieren los ejes hídrico y ambiental, los cuales debían ser asumidos por el Ejecutivo, cosa que no se precisa en la resolución. Los agricultores también solicitan que las conclusiones a que lleguen las comisiones mixtas sean de carácter vinculante.

La población también expresó su incomodidad por la reciente visita del nuevo ministro de Energía y Minas, Juan Carlos Liu Yonsen al puerto de Ilo, donde no habló sobre los conflictos socioambientales.  Más bien, los funcionarios del sector informaron que esto iba a tratarse en las próximas semanas.

De acuerdo a la Resolución Directoral N° 618,  emitida en junio de 2019, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) sancionó a Anglo American Quellaveco por verter aguas residuales al río Asana con una multa de 10 mil 500 soles. La minera apeló la resolución argumentando que no descargaron aguas contaminantes y que se trata de filtraciones que encontraron cuando construían un túnel en el año 2016.