Advierten que obesidad infantil se duplica por malos hábitos tras confinamiento

Especialistas, invocan a los padres a evitar que sus hijos consuman embutidos y comidas rápidas, por las cantidades de grasas saturadas que contienen.
12 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/obesidad-infantil-confinamiento.jpg

Especialistas de EsSalud advirtieron que, debido al cierre de las escuelas y el confinamiento en sus hogares, los casos de obesidad infantil en niños de entre 7 y 12 años de edad, se duplican, debido a que elevaron el consumo de golosinas, comida chatarra; el sedentarismos y otros malos hábitos, que impactaron negativamente en su salud.



Según el registro de consultas vía Zoom, que realizaron, especialistas del Hospital de Emergencias III Grau, y del Hospital II de Vitarte de la Red EsSalud Almenara, las medidas de contención, han generado que los menores, dediquen incluso, hasta 12 horas diarias a ver televisión, que no realicen ninguna actividad física en el día, situación que devela un sedentarismo extremo, duplicando el riesgo de padecer obesidad infantil.

El médico internista, del Hospital II de Vitarte, Alex Medrano, precisó, que, antes de la pandemia en la consulta médica de pediatría, se revelaban hasta 10 nuevos casos de esta condición, sin embargo, ahora la cifra se ubica en 17 y otras veces 19 niños obesos.


Según explicó, muchos padres han asumido, que para evitar que sus hijos se aburran y sea más llevadero el aislamiento, estén más tiempo conectados al televisor, a los videos juegos, y otros dispositivos móviles. Por lo cual, les sugirió reemplazar estos espacios, por juegos de mesa, pin pon, ajedrez, damas, bingo, que, si son compartidos con sus papás, le dará mayor seguridad emocional al niño.

Puedes leer: ¡Buena noticia! Sullana no registró fallecidos por COVID-19 en dos días seguidos

Por su parte, la nutricionista, Raquel Suárez del Hospital II Vitarte, precisó, que los padres y tutores de los menores evaluados, recibieron recetas para que sus hijos lleguen a su peso ideal, mediante el consumo de pescado, huevos, verduras y frutas, es decir, prevaleciendo siempre los alimentos naturales hechos en casa.

Si el niño observa que sus padres consumen verduras y frutas serán el mejor ejemplo a seguir”, remarcó. La especialista, recordó, además, que la obesidad es un problema de salud pública, y hoy lo es más debido a la pandemia, siendo este un factor de riesgo para contagiarse y no superar el Covid-19 en su grado de gravedad.

Asimismo, como actividades físicas domiciliarias, se les recomendó, saltar, bailar y jugar por lo menos 20 minutos en la mañana y en tarde.

La prevención y el tratamiento de la obesidad infantil ayudará a proteger la salud y asegurar el futuro del niño con un peso y talla conforme a edad. Por ello, los controles periódicos, facilitarán que los médicos intervengan de manera oportuna y encuentren sintomatologías, alteraciones y otros trastornos en el peso corporal de los niños.