12 violaciones por negligencia de la policía

Ministra de la Mujer, Gloria Montenegro, criticó que no hayan capturado a tiempo a 'El monstruo del Cono Norte'. Tiene sentencia por casación desde el año 2014.
11 Junio, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/06/minista.png
Por: Julio Aquise 
Uscamayta

Una presunta negligencia de la Policía por no capturar a tiempo a Henry Mao Santos Riveros Tito (42), conocido como ‘El monstruo del Cono Norte’, habría provocado las violaciones sexuales de 12 menores.

Las autoridades policiales tenían conocimiento tras la sentencia de casación del 5 de setiembre del 2014. La orden de captura se emitió el 14 de noviembre del mismo año, sin embargo, nunca fueron a capturarlo a pesar que el imputado presentó durante el juicio que era personal permanente de la Municipalidad Distrital de Alto Selva Alegre y contaba con una vivienda estable.

Cuestionable

Hay que precisar que las renovaciones de las capturas se hicieron en mayo del 2015 y en mayo del 2016. La última renovación para la captura del violador fue en enero del 2019. Es decir, tenía captura vigente y la Policía no hizo nada.

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Gloria Montenegro, quien llegó a Arequipa para seguir de cerca los casos de violaciones sexuales, criticó que no hayan capturado a tiempo a Henry Riveros.

“Desde el año 2014 tenía sentencia por casación. Se hubiera evitado cuántas violaciones a menores. ¿Qué pasó? Este sujeto era conocido en las municipalidades y no pedían antecedentes penales”, criticó la ministra, durante la conferencia en la División de Investigación Criminal (DIVINCRI).

“No se ha debido permitir esto. Tenía contacto con niños. Se hacía pasar como profesor de danzas. ¿Qué hicieron las autoridades?”, reflexionó.

Gloria Montenegro fue clara al afirmar que se debe entrar a las escuelas para decirles a los niños que nadie debe tocar sus cuerpos.

Más críticas

La ministra indignada por las violaciones sexuales perpetradas por un servidor público pidió la máxima pena, es decir, la cadena perpetua para ‘El monstruo del Cono Norte’.

“Los fiscales y jueces tienen que actuar con celeridad y eficacia”, dijo durante su visita al albergue de Socabaya.

Por su parte, el presidente de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, Carlo Magno Cornejo Palomino, expresó su preocupación porque Henry Riveros no fue detenido a tiempo.

“Es inexplicable lo que ha sucedido. Tenía sentencia vigente y sería probable que se trate de una presunta negligencia de la policía”, señaló.

Explicó que su despacho viene gestionando convenios con las instituciones públicas para apoyar en los registros de personas que tengan sentencias vigentes.

“Vamos a revisar si la condena de Henry Riveros está en el registro de sentencias. Es muy raro que no se le haya detenido”, precisó.

El presidente de la Junta de Fiscales Superiores, Franklin Tomy López, manifestó ayer que existía una orden de captura vigente y es la policía quien ejecuta las requisitorias con orden judicial. Sin embargo, la detención nunca se ejecutó.

El fiscal Superior señaló que evaluarán el estado de cada investigación y se determinará si son acumuladas o no. Los casos que estén con archivo provisional serán reabiertos.

Sin argumentos

En tanto, el general PNP, Roy Ugaz Suárez, trató de confundir a los periodistas afirmando que la casación recién entró en vigencia en enero del 2019; sin embargo, sus declaraciones quedaron sin argumentos porque la ministra de la Mujer aclaró que la resolución de la casación data del año 2014.

Para el experto en temas policiales, Luis Rivera Ordóñez, la policía cometió una presunta negligencia porque no capturó a Henry Riveros, a pesar que tenía requisitoria vigente.

Nueve meses de prisión

El juez Paúl Ruiz Paredes, del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Cerro Colorado, dispuso ayer nueve meses de prisión preventiva para Henry Mao Santos Riveros Tito (42), acusado de abusar sexualmente de una adolescente de 14 años.

La fiscal Juliana Broncano fundamentó el pedido de prisión por la flagrancia en el delito.ϖ