OPINIÓN | Víctor López García: Vacancia, vacantes, vacadores

No hay equipo. Un fiasco ha sido la elección de PPK. Eso pasa por votar "en contra de" y no "a favor de".
OPINIÓN | Víctor López García: Vacancia, vacantes, vacadores OPINIÓN | Víctor López García: Vacancia, vacantes, vacadores

La vacancia presidencial es el tema más importante de la coyuntura política, que ocupa y preocupa a todos, más menos, por lo que pueda pasar. Las encuestas realizadas dan cuenta que la mayoría de los entrevistados están enterados de la acusación que le hacen al presidente de “incapacidad moral permanente”, consideran que se justifica y están de acuerdo con que proceda. Existe la apreciación de que el actual Gobierno no está haciendo una buena gestión; pues la gente siente que el país se ha detenido o atrasado. No hay inversiones privadas. Tampoco inversiones públicas. En las zonas afectadas no se siente la ‘reconstrucción con cambios’. Tampoco las inversiones en los Panamericanos. Peor todavía el gasto gubernamental corriente. No hay conducción.

No hay equipo. Un fiasco ha sido la elección de PPK. Eso pasa por votar “en contra de” y no “a favor de”. Por eso, la bajísima aprobación para todo el Gobierno; pero también para la oposición. Realmente para todos. Nadie se salva. La opinión mayoritaria es que los políticos le han fallado al país. Por eso, muchos quisieran “que se vayan todos”. La cuestión es, sin embargo, “quiénes podrían llenar ese vacío”. No hay nadie en la arena política que pueda argumentar “virginidad” o “inocencia” en el manejo de la cosa pública. Todos los partidos y movimientos; como todos los actuales cargos públicos o candidatos a sucederlos, tienen de alguna u otra manera alguna responsabilidad, menor o mayor, por acción u omisión, en la configuración de la actual crisis que vive el Perú. De derechas, de centro o de izquierdas, militantes o independientes, todos han contribuido con su voz o su silencio, con su presencia o su ausencia al estado situacional en que nos encontramos.

Existen por supuesto evidencias y pruebas para que proceda la “vacancia presidencial”. Ahora, a diferencia de la vez anterior, hay más bancadas comprometidas con lograrlo. Están casi todos. El tema, sin embargo, se reduce a si tienen o no la cantidad de votos, o sea la mayoría calificada, para lograrlo. Pareciera que sí y también que no. Porque el Gobierno tiene el “poder de convencer” con prebendas y demás a algunos congresistas (sobre todo de Fuerza Popular) que son los más proclives a votar como quieren por intereses personales o grupales. De modo, que hasta ahora “no está dicha la última palabra”. Todo puede pasar con la presencia o ausencia de PPK en la presidencia. Lo seguro es que la Constitución establece con claridad los procedimientos para la sucesión. De tal modo, que el país NO se va a detener si ocurriera la vacancia. Más bien diversos analistas indican que iríamos para mejor por la comprobada ineficiencia de actual régimen. Y por qué se entraría a otra dinámica política. Incluso en el caso de que los vicepresidentes no asumieran, y tenga que hacerlo el presidente del Congreso, y convoque a nuevas elecciones. De repente eso le daría una “nueva legitimidad” a los que salgan elegidos.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: