OPINIÓN | Martín Belaunde Moreyra: El mensaje de Trump

El particular estilo de Donald Trump se evidenció a lo largo de su disertación. Fue una alocución emotiva...
Donald Trump aplaude bombardeo a Sira y lo califica como “perfectamente ejecutado” OPINIÓN | Martín Belaunde Moreyra: El mensaje de Trump

El mensaje a la nación del presidente Trump ante el Congreso de los Estados Unidos fue una pieza maestra de retórica patriótica. Así pude apreciarlo en el video que reprodujo su alocución, en la cual el mandatario exhibió magnífica soltura y mejor memoria, incidiendo en todos los temas de su informe sin necesidad de recurrir a nota escrita alguna y sin desviar su mirada a ayudas visuales. ¿Cómo lo hizo? Debe ser un secreto de Estado muy bien guardado pero abona a favor suyo por dominar la escena. Solo pude apreciar cerca del podio unas pantallas negras algo transparentes, en las que quizás aparecía el texto o las notas centrales de su discurso.

Sin perjuicio de felicitar públicamente la actuación de un grupo de héroes anónimos de la vida diaria, la exposición estuvo dedicada a la política interna y solo en los minutos finales se refirió a los desafíos que su gobierno enfrenta en el exterior. El particular estilo de Donald Trump se evidenció a lo largo de su disertación. Fue una alocución emotiva, en la que el mandatario estadounidense actuó como Pedro por su casa, para describir en frases impactantes los principales logros de su primer año de gobierno. Comenzó mencionando que gracias a su política económica Estados Unidos ha logrado alcanzar 2.4 millones de nuevos trabajos, con remuneraciones crecientes en beneficio del  pueblo norteamericano, pero particularmente para los de menores recursos. Enfatizó que la desocupación era un tema del pasado, resaltando que el mercado bursátil jamás había alcanzado cifras tan altas. Agregó también que en el primer año de su administración  logró que el Congreso apruebe una ley  disminuyendo el impuesto corporativo a la renta del 35% al 21%, de manera que las empresas norteamericanas compitan en mejores condiciones  dentro y fuera del país.  Pero no contento con esa mención, señaló que la disminución de los impuestos no solo ayuda a los grandes negocios, sino también a los pequeños empresarios y ahorristas así como trabajadores, que experimentarán deducciones tributarias bastante más generosas que antes. En suma, el presidente Trump trató de demostrar que se había empeñado en actuar equitativamente con todos los sectores económicos y sociales, incluyendo por cierto  a los afroamericanos así como a los hispanoamericanos, a quienes aludió con esa denominación. Asimismo mencionó un plan para nacionalizar a los “soñadores”, o sea a quienes llegaron de niños a los Estados Unidos.

El Presidente Trump tiene una estrategia dedicada a convencer a los americanos que los Estados Unidos atraviesa su mejor momento histórico. Ese énfasis se debilita cuando él insiste que hace escasamente doce meses la situación era desastrosa bajo el gobierno de Obama. Pero la coherencia nunca ha sido el fuerte de Trump. Los demócratas lo refutaron en sendos discursos, uno en inglés pronunciado por un nieto de Robert Kennedy y otro en español a cargo de una peruana. Habrá que ver su efecto en la opinión pública. En el tema de la defensa nacional reclamó al Congreso que apruebe los fondos necesarios para que el país continúe siendo la primera potencia militar del planeta. Trump  pintó un cuadro color de rosa, en el cual su frase favorita América Primero, representa una edad de oro que él encarnaría personalmente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: