OPINIÓN | Juan Mendoza: ¿Quién fue el mejor Presidente?

Los gobiernos democráticos de Fernando Belaunde y Alan García enfrentaron la amenaza del terrorismo comunista en medio de severas restricciones de presupuesto.
OPINIÓN | Juan Mendoza: ¿Quién fue el mejor Presidente? OPINIÓN | Juan Mendoza: ¿Quién fue el mejor Presidente?

¿En qué gobiernos le fue mejor a la economía peruana durante el último siglo? Los ganadores son el ochenio de Manuel Arturo Odría y la segunda administración de Alan García Pérez en que la economía creció 6.7% por año. Mención honrosa merecen el oncenio de Augusto Bernardino Leguía, durante el cual la actividad económica se expandió a una tasa anual de 5.8%, y el gobierno de Alberto Fujimori que acabó con la hiperinflación y sentó las bases del desarrollo contemporáneo del Perú.

En promedio, el ingreso por habitante ha aumentado 1.9% por año desde 1919. Pero, este promedio oculta grandes disparidades. El crecimiento más rápido del ingreso por habitante se registró durante la segunda administración de Alan García: 5.5% de tasa anual. Con Leguía y Odría, el ingreso por habitante aumentó 4.2% por año. En efecto, Leguía, Odría y García nos entregaron un país en que el ingreso promedio de cada persona era 51%, 39% y 31% mayor que al inicio de sus gobiernos.

Pero, el ingreso per cápita cayó 20% entre 1968 y 1990, los años en que el socialismo económico se impuso en el Perú. Esta caída fue consecuencia de las reformas socialistas y del endeudamiento feroz de las dictaduras de Velasco y Morales Bermúdez. La deuda pública pasó de 16% del PBI en 1968 a 58% en 1980. Los militares destruyeron las finanzas públicas: el déficit fiscal promedio fue 5.4% del PBI entre 1970 y 1980, e incluso superó el 10% entre 1975 y 1977. La inflación acumulada durante la dictadura fue de 1,769%.

Los gobiernos democráticos de Fernando Belaunde y Alan García enfrentaron la amenaza del terrorismo comunista en medio de severas restricciones de presupuesto. Las empresas públicas fueron una máquina de perder plata: 3% del PBI como promedio entre 1974 y 1980. Peor aún, el desbocado aumento de la deuda nos cerró las puertas del financiamiento internacional. En la aciaga década de 1980, el ingreso per cápita retrocedió 3.2% por año. La inflación en 1990 superó el 7,000%.

En julio de 1990, el 71% de la deuda externa estaba vencida, el déficit fiscal superaba el 10% del PBI y las reservas internacionales eran nulas. El gobierno de Alberto Fujimori acabó con la hiperinflación y desactivó el sistema económico socialista. Gracias a ello, el PBI y el ingreso por habitante se han multiplicado 3.4 y 2.4 veces desde 1990.

No estamos en nuestros mejores días. El ingreso per cápita ha crecido 1.4% el 2017. A este ritmo, nos tomaría cincuenta años alcanzar el ingreso por habitante que Chile tiene en el presente. ¡Es hora de trabajar!

TAMBIÉN PUEDES LEER: