Oficialista cuestiona el referéndum del gobierno

Sheput dice que cifras de consulta popular no son un espaldarazo a Vizcarra, pero sí es un golpe al Parlamento, y advierte que es un arma de doble filo.

El referéndum nacional sobre la reforma del sistema político y judicial es un arma de doble filo, afirmó el congresista oficialista Juan Sheput, y recalcó que “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe más”.

“Lo lamentable es que este es un arma de doble filo. A partir de hoy tenemos un Congreso disminuido, sin estímulos, que va a tener que ver la forma de repensarse. Esto puede constituir un arma de doble filo para el Gobierno. El poder corrompe, y el poder absoluto corrompe más”, sostuvo.

Para Juan Sheput, el respaldo de la población a tres de las cuatro reformas constitucionales no representa un espaldarazo al presidente Martín Vizcarra, sino un “rechazo contundente al aprismo y al fujimorismo”, a quienes calificó como los “grandes derrotados”.

Pero no se detuvieron ahí las críticas. El legislador consideró que con la aprobación de la no reelección de congresistas “se ha castrado un derecho político” sin que la población supiera realmente las implicancias de su voto.

“Creo que la ciudadanía ha votado ayer, en una amplia mayoría, sin saber por qué estaba votando. No ha habido campaña y, por otro lado, en la última semana ha habido una vigorosa campaña sobre las preguntas tres y cuatro”, comentó.

Sin embargo, también reconoció que la responsabilidad ante los resultados del referéndum también se encuentra en el mismo Congreso.

“Los elementos contundentes de este año son el blindaje al señor Pedro Chávarry, la forma cómo se comportaron con César Hinostroza y los hermanitos del CNM, la forma cómo han pretendido sabotear permanentemente a muchos ministros y, sobre todo, en las últimas dos semanas el tema de los casinos y el tema Mamani”, dijo.

Situación de debilidad

Juan Sheput coincidió de otro lado con los miembros de su bancada en sostener una crítica contra el jefe del Gabinete Ministerial, César Villanueva.

“Él ha reconocido públicamente que no tienen bancada y hay un divorcio con todas las bancadas. Él perteneciendo a Alianza para el Progreso y teniendo una relación con el partido de gobierno, reconociendo que no tiene partido ni bancada, (muestra) una situación de debilidad”, refirió.

“Un premier que reconoce que no hay diálogo y que hay divorcio con todas las bancadas es un premier que ya agotó su ciclo. En todo caso, para mí, son desafortunadas todas esas declaraciones”, agregó Juan Sheput.

Villanueva: Se acabó esta etapa

El jefe de gabinete César Villanueva dijo que el Gobierno está dispuesto a iniciar un proceso de diálogo y trabajo con el Congreso, en respuesta a las críticas de congresistas oficialistas que pidieron su renuncia.”Respeto las opiniones de los congresistas que se expresaron de esa manera, pero para nosotros el tema de las diferencias acabó ayer”, dijo.

Manifestó que sus declaraciones sobre un divorcio con las bancadas, incluyendo a la oficialista, no se referían a un distanciamiento con el Ejecutivo, sino con el ciudadano de a pie.

TAMBIÉN PUEDES LEER: