Madre que violó a sus dos hijas fue trasladada a Lima  

Agresora no quiere comer por temor a ser envenenada.

Danik Marianela Farfán Retto (38), la mujer acusada de haber abusado sexualmente a sus dos menores hijas de 10 y 14 años en Huarmey (Áncash), fue trasladada desde Cusco, donde fue capturada, hasta Lima. Como se recuerda, la imputada fue detenida el pasado 13 de setiembre en un hostal de la Ciudad Imperial, adonde había huido.

Le gritaron de todo                                                                 

El avión comercial que trasladó a Farfán Retto hasta la capital llegó al aeropuerto Jorge Chávez ayer a las 8:20 de la mañana. Ella fue movilizada en medio de los gritos de repudio de la población, que rechazaba los delitos que ya habría confesado ante la Policía.

Bajo un estricto cordón policial, minutos después fue conducida por un vehículo oficial de la Policía Nacional hasta la sede de la Fiscalía, en el Cercado de Lima, para pasar los exámenes médicos de ley.

La inculpada recibió mandato de detención preliminar por el plazo de 72 horas, y luego sería trasladada por tierra hasta Huarmey, a fin de ser puesta a disposición del juzgado solicitante donde continuarán con las investigaciones. Se supo, que Farfán Retto se niega a ingerir los alimentos que le brindan las autoridades por temor a ser envenenada y desconfía hasta de la comida que sus propios familiares le alcanzan.

Asimismo, también se dispuso el levantamiento del secreto de las comunicaciones de hasta tres números telefónicos de la detenida. También se determinó ubicar el paradero de su cómplice y actual pareja, Wilfredo Martínez, quien grabó el ultraje y se encuentra prófugo.

Como se recuerda, Danyk Marianela Farfán Retto es acusada de ultrajar a sus hijas, bajo la figura de delito de violación sexual de persona en estado de inconsciencia o en imposibilidad de resistir. Las menores habrían estado dopadas en el momento del ilícito.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: