19 Dic, 2017

“Youthquake” es la palabra del 2017

El termino elegido que se masificó este año y tiene su origen en los 60, se puede traducir como cambio cultural, político o social significativo surgido de las acciones o in

El diccionario Oxford elige anualmente el término que resume las preocupaciones e intereses del año que acaba. En 2015 fue emoji y en 2016, post-verdad. En 2017, la palabra escogida mezcla la política y el espíritu juvenil. El término seleccionado ha sido “Youthquake”, que se puede definir como “un cambio cultural, político o social importante que parte de las acciones o la influencia de la gente joven.

Generación millenial

Este término también se podría entender como “el poder de la generación millenial” y que une en un mismo vocablo los conceptos juventud (youth) y terremoto (quake), destacando la gran influencia de los jóvenes de esa generación. Los editores de la universidad de Oxford han elegido este término por el incremento de su uso en 2017 comparado con el pasado año. El momento a partir del cual empezó a aumentar su empleo fue las elecciones británicas del pasado mes de junio.

Después de que los británicos acudieran a las urnas el 8 de junio, los principales medios británicos como The Guardian empezaron a hacerse eco de la importancia que había tenido la juventud en las elecciones, especialmente con los resultados del partido laborista.

Otro repunte de su uso tuvo lugar en el mes de septiembre, debido también a los comicios generales de Nueva Zelanda, se utilizó youthquake para definir la influencia de la juventud en los cambios políticos que vivía el país.

Creado en los años 60’

Sin embargo el término viene de mucho antes. En 1965 Diana Vreeland, redactora jefe de la edición estadounidense de la revista Vogue, lo utilizó para definir dicho año debido a los cambios sociales que se vivían en ese momento, marcados por la moda y la música de los 60.

“Youthquake” se impuso sobre otros ocho términos seleccionados, como “milkshake duck” (“persona u objeto que en un principio deleita en las redes sociales pero luego muestra tener un pasado de mal gusto o repugnante”) y “white fragility” (“la incomodidad y autoprotección de una persona blanca cuando se ve enfrentada a la injusticia y desigualdad racial”), entre otras.

“Elegimos ‘youthquake’ por su evidencia e interés lingüístico. Pero para mi tiene más importancia que, en un momento en que nuestro lenguaje refleja nuestro creciente malestar […] es una palabra política rara que tiene una nota de esperanza”, dijo Casper Grathwohl, presidente de Oxford Dictionaries.