Vizcarra enfrenta a Keiko: “No me van a doblegar”

Desde Tacna, mandatario responde a Fuerza Popular y dice que cuenta con el respaldo del pueblo y no frenarán su decisión de luchar contra la corrupción.

Desde Tacna, el presidente Martín Vizcarra salió al frente a la ofensiva de Fuerza Popular, liderada por Keiko Fujimori, y aseguró que hagan lo que hagan no lo van a doblegar en su decisión de luchar contra la corrupción, e insinuó que los ataques en su contra obedecerían a que se ven afectados grandes intereses.

“Aquí, en Tacna, al lado de Grau y de Bolognesi, le digo a Tacna, y al Perú, que no me van a doblegar. Continuaremos el rumbo que trazamos el 28 de julio. No nos van a doblegar, hagan lo que quieran, lo que puedan, pero no podrán con el pueblo del Perú que está decidido a combatir a la corrupción”, manifestó desde la Plaza de Armas de la Ciudad Heroica.

El jefe del Estado llegó a Tacna para participar en la ceremonia por el 89 aniversario de la reincorporación de Tacna al seno de la patria, tras los 50 años de cautiverio por Chile.

Agregó que no hay un mejor lugar para hacer dicha promesa que en Tacna, por ser un ejemplo de perseverancia, fortaleza y patriotismo. “Esa fortaleza que demostraron los tacneños, vamos a encontrarla ahora todos los peruanos. Vamos a contagiar esa fuerza, ese patriotismo para cambiar el Perú. Yo estaré a la cabeza en ese cambio, cueste lo que cueste y caiga quien caiga”, remarcó.

 Corrupción

Allí recordó que al asumir la responsabilidad de encabezar la Presidencia, evaluó que el principal problema del país no era solo las obras sin concluir, sino la corrupción.

“El principal problema que tiene el país no solamente es de obras de infraestructura. No vamos a solucionar los problemas del país si solo nos dedicamos a hacer carreteras, postas, colegios, que son importantes, y lo vamos a hacer. Si queremos desarrollar, tenemos que construir pero a la vez combatir la corrupción, y por eso tomé esa gran responsabilidad cuando asumí la presidencia”, recalcó Vizcarra, quien afirmó que por ello el 28 de julio, en su Mensaje a la Nación, se comprometió a cambiar la situación.

“Sí aceptamos el cargo y juramos por la Constitución y ante los peruanos dar todo el esfuerzo, planteamos en el discurso del 28 de julio la reforma del Poder Judicial y la reforma política para combatir a la corrupción”, enfatizó el Presidente.

“Sabía que no era una decisión fácil, sabía que con esa decisión iba a enfrentar grandes intereses, contra la delincuencia, el narcotráfico, contra políticos corruptos, y jueces y fiscales que arreglan procesos bajo la mesa. Eso es lo que reclama el pueblo”, aseveró.

Ya lo esperaba

Vizcarra dijo que ha comenzado a recibir lo que ya se esperaba y por ello insistió en que no lo van a doblegar en su compromiso de luchar contra la corrupción.

Tras resaltar la fortaleza de los tacneños, sostuvo que esa misma fuerza la demostrarán todos los peruanos que quieren cambiar la situación del Perú.

“Y yo estaré a la cabeza de ese cambio cueste lo que cueste, caiga quien caiga”, puntualizó.

Asimismo, el jefe de Estado se comprometió a concluir obras fundamentales para Tacna, como la carretera Tacna-Colpa-La Paz, y adelantó que hablará de ello con su homólogo boliviano, Evo Morales, en el IV Gabinete Binacional.

VILLANUEVA DICE QUE NO ES GUERRA

Poco antes, el jefe del Gabinete, César Villanueva, dijo que el Ejecutivo no está en guerra con el fujimorismo, y remarcó que el presidente Martín Vizcarra siempre ha buscado el consenso con los partidos políticos por el bien del país.

“No hay rompimiento porque no estamos en guerra, no sé si (para Keiko) es una declaratoria de guerra, porque nosotros estamos claros en nuestras metas de gobierno”, puntualizó.

TAMBIÉN PUEDES LEER: