Traslado de la embajada de EE.UU. desata una masacre

Enfrentamientos en Gaza. Al menos 55 palestinos han muerto en choques con el ejército de Israel por la apertura de la sede de Washington en Jerusalén.
Traslado de la embajada de EE.UU. desata una masacre

La inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, que cumple una de las promesas más controvertidas del presidente Donald Trump, causó un baño de sangre en Gaza, donde al menos 55 palestinos murieron por disparos israelíes en la jornada más sangrienta en años. El balance dramático en este día de celebraciones del lado israelí y estadounidense, constituye la más mortífera del conflicto israel-palestino desde la guerra de 2014 en la Franja de Gaza.

Celebración y muerte

Mientras los funcionarios estadounidenses e israelíes celebraban un momento “histórico” y la fortaleza de su alianza bajo una gran carpa blanca plantada en los terrenos de la nueva embajada en Jerusalén, decenas de miles de palestinos protestaban a pocos kilómetros de distancia, en la Franja de Gaza bloqueada. Los más atrevidos, arriesgando sus vidas, enfrentaron los disparos de soldados israelíes arrojando piedras e intentando forzar el fuerte dispositivo de seguridad en la zona.

Israel había advertido que usaría “todos los medios” para proteger a sus soldados y la barrera. Según el Ministerio de Salud en Gaza, 55 palestinos murieron por disparos israelíes en la frontera con Israel, y cientos resultaron heridos. Entre los muertos, figuran “ocho niños menores de 16 años”, dijo por su parte el embajador palestino ante la ONU.

La Autoridad Palestina acusó a Israel de cometer una “horrible masacre” en la frontera de Gaza con ese país y pidió “una intervención internacional inmediata para frenar” esta ofensiva, “cometida por las fuerzas israelíes de ocupación”.

Indignación mundial

Varios países, entre ellos Reino Unido, Francia, España, Irán, Egipto y Rusia reprobaron la apertura de la embajada estadounidense en Jerusalén, cuyo traslado fue rechazado por 128 de los 193 países miembros de la ONU. Asimismo, Amnistía Internacional (AI) pidió a Israel terminar “inmediatamente” con la represión a tiros de las protestas en la Franja de Gaza, que calificó como una “abominable violación” de los derechos humanos. La ONG Human Rights Watch (HRW) denunció “un baño de sangre que cualquiera pudo advertir”.

La decisión de Estados Unidos, denunciada y criticada por la casi la totalidad de la comunidad internacional, rompe con décadas de diplomacia estadounidense y de consenso internacional. Por ahora, solo Guatemala y Paraguay se han comprometido a imitar a Estados Unidos y trasladar su embajada a la Ciudad Santa.

TAMBIÉN PUEDES LEER: