OPINIÓN | Juan Mendoza: Susana y su pandilla

Pagaremos USD 2,000 millones de peajes adicionales por Línea Amarilla y Rutas de Lima sin recibir nada a cambio. Ambas concesiones, cortesía de Susana Villarán.
Villarán no le teme a carcel Villarán no le teme a carcel

Pagaremos USD 2,000 millones de peajes adicionales por Línea Amarilla y Rutas de Lima sin recibir nada a cambio. Ambas concesiones, cortesía de Susana Villarán, son las estafas más grandes desde la fundación de la ciudad. Los peajes pueden reducirse por lo menos en un sol sin afectar las obras y servicios.

El 2009, la Municipalidad firmó el contrato Línea Amarilla con OAS que concesionó la Vía de Evitamiento durante 30 años a cambio de USD 570 millones de inversión. El 2013, con Villarán al mando, se firmó una adenda en extremo lesiva pues extendió la concesión a 40 años sin razón técnica. Peor aún, Villarán permitió que OAS cobrara peajes cuando ni siquiera había completado 40% de la inversión.

En agosto de 2016, OAS vendió Línea Amarilla a Vinci por USD 1,664 millones. Para entonces, OAS había recibido USD 160 millones extra gracias a la adenda de Villarán. Los ingresos totales de OAS fueron mayores a USD 1,800 millones. Como la inversión realizada sería inferior a USD 400 millones, OAS ganó más de USD 1,400 millones: rentabilidad superior al 250%.

En enero de 2013, la Municipalidad firmó el contrato Rutas de Lima, que concesionó la Panamericana y la Ramiro Prialé a Odebrecht durante 30 años a cambio de USD 590 millones de inversión. En junio de 2016, Odebrecht vendió 57% de Rutas de Lima a Brookfield por USD 430 millones. Hasta la venta, Odebrecht no habría invertido más de USD 140 millones. Así, Odebrecht ya ha ganado USD 290 millones, rentabilidad superior al 200%, sin tomar en cuenta que aún mantiene 25% de la concesión.

Los limeños pagaremos más de USD 2,000 millones extra en peajes en Línea Amarilla y Rutas de Lima sin recibir nada a cambio. Los peajes podrían reducirse por lo menos en un sol sin afectar la infraestructura y el servicio.

Jorge Barata ha confesado que Odebrecht y OAS “aportaron” USD 3 millones a la campaña de Villarán a pedido de la propia exalcaldesa. En la contabilidad paralela de Odebrecht figuran coimas de USD 711 mil por Rutas de Lima. Un colaborador eficaz afirma que OAS envío más de USD 2 millones a Lima entre 2012 y 2014 para pagar sobornos.

Los exfuncionarios Domingo Arzubialde y Diego Ferré aseguran que la adenda a Línea Amarilla fue iniciativa de Villarán. Según Julio Castiglioni: “Si hubo pago de sobornos [por Rutas de Lima], Villarán debió saberlo”. Villarán ha insistido que su equipo estaba al tanto de los pormenores de las concesiones.

Los políticos corruptos nos asaltan con descaro. ¿Qué les pasará a los ladrones de las chalinas verdes?

TAMBIÉN PUEDES LEER: 

TAMBIÉN PUEDES LEER: