“Susana Villarán y PPK deben estar temblando de miedo”

Exprocuradora Ampuero saluda presencia de Rafael Vela en equipo que analiza corrupción de constructoras brasileñas. Afirma que situación de ambos se complicará más.
“Susana Villarán y PPK deben estar temblando de miedo”

Para la exprocuradora anti­corrupción, Katherine Am­puero, a los personajes vin­culados a la red más grande de corrupción protagoni­zada por las constructoras brasileñas, Odebrecht, OAS y las consorciadas perua­nas en nuestro país, como en el caso de la exalcaldesa Susana Villarán y el expresi­dente Pedro Pablo Kuczyns­ki, les espera un futuro nada prometedor, y deben estar temblando de miedo, ahora que el equipo espe­cial que investiga el caso lo lidera el fiscal Rafael Vela.

En diálogo con diario Exi­tosa, precisó que la situa­ción de la exburgomaes­tra se ha visto seriamente complicada luego que el publicista Luis Favre habría confirmado que recibió USD 3 millones de dólares de Odebrecht y OAS por los servicios que prestó a favor de Villarán en la campaña del ‘No a la revocatoria’, que permitió que conti­nuara al frente del sillón de la Municipalidad Metro­politana de Lima, pese a los serios cuestionamientos a su gestión.

Efectivamente, el hasta hace algunos días fiscal encargado de las inves­tigaciones del caso Lava Jato, Hamilton Castro, viajó hasta Francia para recoger las declaraciones del enigmático publicista, Luis Favre, que se convirtió en pieza clave en las inves­tigaciones que se le sigue a Susana Villarán, para de esta manera corroborar la información proporcio­nada por el representante de Odebrecht en el Perú, el aspirante a colaborador eficaz, Jorge Barata.

“En el caso de la señora Susana Villarán, existen dos de los tres requisitos para ordenar prisión pre­ventiva; es decir, primero, hay suficientes indicios de la comisión del delito, (testimonio de Luis Favre y Jorge Barata); segundo, una pena superior a cuatro años, pero no se cumple el peligro de fuga, porque tie­ne arraigo y ha concurrido las veces que ha sido citada por la autoridad a brindar sus declaraciones. El fiscal si toma una medida restric­tiva como la prisión pre­ventiva, tendrá que susten­tar debidamente”, añadió.

A la exalcaldesa de Lima se le acusa de los presuntos delitos de lavado de activos y recién después de más de un año se le abrió investi­gación preparatoria, que puede demorar entre 8 y 36 meses en el caso de los USD 3 millones. Adicionalmen­te enfrenta la acusación por delitos contra la admi­nistración pública por el proyecto de la Línea Amari­lla. Enfrentaría una conde­na que fluctuaría entre 15 y 25 años de prisión.

CASO PPK

El inusual pedido de auto­rización para salir del país volvió a poner en el ojo de la tormenta al expresiden­te Pedro Pablo Kuczynski, que fue denegado por el juez Juan Carlos Sánchez Balbuena. A PPK se le sigue una investigación por lava­do de activos, por los apor­tes que habría recibido en la campaña presidencial y por los presuntos delitos contra la administración pública, al haberse des­empeñado como funcio­nario público mientras asesoraba a las empresas constructoras brasileñas en megaobras a través de sus empresas First Capital y Westfield Capital.

“La situación de ambos es muy complicada porque están siendo investigados bajo la Ley de Crimen Or­ganizado y dependerá del tiempo que determine la autoridad fiscal en las in­vestigaciones para tener re­sultados en corto tiempo”, añadió la ex rocuradora Katherine Ampuero, quien fue la primera en dar la voz de alerta del inusual mo­vimiento bancario del re­nunciante presidente PPK, y lejos de tener el respaldo correspondiente, fue desti­tuida del cargo por injeren­cia del Ejecutivo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: