Sujeto ataca a madre de familia a pedradas para intentar violarla

Vigilante agrede a mujer que se gana la vida lavando ropa y por poco la mata. Según la Policía no es la primera vez que el depravado comete este tipo de ataques.

Huachipa. Vigilante agrede a mujer que se gana la vida lavando ropa y por poco la mata. Según la Policía no es la primera vez que el depravado comete este tipo de ataques.

Un hombre dedicado a brindar seguridad en un mercado de Huachipa, en San Juan de Lurigancho, fue detenido por agentes policiales tras ser acusado de romperle la cabeza a una madre de familia a punta de pedradas. Elmidano Ce­rrón Castro, habría atacado a la mujer con la intención de violarla.

Ernestina Montañes Pon­tecil (47) es una humilde madre de familia que se gana la vida lavando ropa en la orilla del puente Hua­chipa, en el río Rímac. Es precisamente en esta cir­cunstancia que fue empuja­da al suelo por el vigilante, quien la cogió del cuello y trató de arrancarle la ropa para abusar de ella.

Casi la mata

“La mujer ha podido ser asesinada. Ella presen­ta cortes en la cabeza y rostro porque el sujeto usó unas filudas piedras para herirla”, explicó a los agentes de Huachipa, Elizabeth Alvarado, la pa­ramédica que fue una de las primeras personas en auxiliar a Montañes. Dijo que sangraba y no dejaba de llorar por el trauma de la agresión.

Cerrón Castro fue inter­venido por la Policía a solo 400 metros del lugar don­de yacía la mujer herida. Al ser visto, este negó rotun­damente el ataque. “Soy un vigilante del mercado, solo pasaba por acá”, dijo, sin embargo, la agraviada lo reconoció y confirmó el violento episodio.

No es la primera vez

Según el comisario de Hua­chipa, mayor PNP Mario Bonilla Bello, este no es el primer hecho delictivo en el que el sujeto de cuarenta y siete años se ve involucra­do. “El año pasado, bajo la misma modalidad, sí llegó a violar a una mujer. La llevó hasta el río y le dio una bru­tal golpiza para salirse con la suya”, expresó Bonilla.

Informó también que el depravado cometía las agresiones bajo los efectos del alcohol y drogas. Se le sindica como autor del deli­to contra la libertad sexual – tentativa de violación.

TAMBIÉN PUEDES LEER

TAMBIÉN PUEDES LEER: