14 Nov, 2017

Suben a 463 los fallecidos por brutal sismo en Medio Oriente

La catástrofe ocurrida entre Irak e Irán y que tuvo una magnitud de 7,3 en escala de Richter, también dejó más de 7,600 heridos

Teherán (AFP)

Los rescatistas iraníes buscaban el lunes a posibles sobrevivientes del sismo de magnitud 7,3, que el domingo por la noche sacudió el oeste de Irán y varias regiones iraquíes, dejando cientos de muertos y varios miles de heridos.

La mayoría de las víctimas de la catástrofe fueron registradas en Irán, en donde el balance provisorio aumentaba la noche del lunes hasta 455 fallecidos y más de 7,300 heridos todos en la provincia occidental de Karmanshah, fronteriza con Irak. En este último país el balance oficial del drama ascendía a 8 muertos y 336 heridos. La suma de estos datos convierte al terremoto del domingo en el más mortífero en lo que va del año.

Destrucción total

El epicentro del temblor se situó a unos 50 km al norte de Sar-e Pol-e Zaham, la ciudad más afectada por el sismo, en donde murieron 280 personas. Fotos de la agencia Isna, tomadas por la mañana en dicha ciudad, muestran coches aplastados por los escombros al pie de los edificios cuyos muros cayeron pero que sus estructuras resistieron. Según responsables locales, el hospital y la mitad de las escuelas de la zona resultaron dañados.

En la vecina provincia de Dalahoo, muchas localidades quedaron destruidas al 100% según el prefecto local, citado por la agencia Tasnim. De acuerdo con el gobierno se distribuyeron 22,000 tiendas, 52,000 frazadas, casi 17 toneladas de arroz, 100,000 conservas y más de 200,000 botellas de agua.

Miles de damnificados

Con la caída de la noche, las autoridades se enfrentaban al desafío de refugiar y alimentar a decenas de miles de personas obligadas a dormir en la fría intemperie por segunda noche consecutiva. “Las necesidades inmediatas de la gente son las tiendas, agua y alimentos”, declaró a la televisión estatal iraní el general Mohamad Ali Yafari, jefe de los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite de la República Islámica, durante una visita a las zonas afectadas. “Los inmuebles construidos recientemente […] se mantuvieron bien, pero las viejas casas de tierra quedaron totalmente destruidas”, dijo.

Ayuda urgente

El guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ordenó al gobierno y a las fuerzas de seguridad movilizar “todos sus medios” para ayudar a la población. Según varios medios de prensa iraníes centenares de ambulancias y decenas de helicópteros del ejército fueron movilizados para operaciones de rescate. También se evacuó a 200 heridos por avión para hospitalizarlos en Teherán.

Por su parte, en Irak el centro de coordinación de crisis del gobierno regional del Kurdistán solicití ayuda para Suleimaniya. “Se necesita asistencia médica urgente. Se requieren equipos médicos para apoyar a los hospitales locales en la atención a los civiles heridos en la provincia de Suleimaniya”, señaló en Twitter la autoridad.