Revelan el plan de coimas de Odebrecht en Argentina

En la era Kirchner. Un alto ejecutivo de la constructora brasileña confirmó el pago de sobornos durante los gobiernos de Nestor y Cristina.
Revelan el plan de coimas de Odebrecht en Argentina Revelan el plan de coimas de Odebrecht en Argentina

Según informó el diario argentino La Nación, uno de los principales representantes de la empresa brasilera Odebrecht, dio su testimonio bajo el régimen de la delación premiada y confirmó frente a los fiscales de la investigación que se pagaron coimas a funcionarios del gobierno kirchnerista. La empresa reconoció que desembolsó 35 millones de dólares en Argentina para hacer obras públicas, concretamente la extensión de las redes troncales de gasoductos.

En videos del juicio de Lava Jato que publica La Nación se puede ver al ejecutivo Marcio Faria, que se acogió al régimen de la delación premiada en Brasil, testificando frente a los investigadores. En las grabaciones Faria identificó al presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner (2010-2011) como el intermediario de los sobornos en la obra pública para la extensión de las redes troncales de gasoductos. Sostuvo también el empresario que aunque la presidenta en aquellos días era Cristina Fernandez “el que mandaba en el gobierno era Kirchner”.

Todo cambio sin Nestor Kirchner

Faria explicó que Odebrecht pagó esas coimas y que “andaba todo bien”, sin que el ministro Julio de Vido o su lugarteniente en el Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, se quejaran. Hasta que murió Néstor Kirchner, el 27 de octubre de 2010, y todo cambió. “Todo fluía hasta que murió Nestor Kirchner, nosotros estábamos cumpliendo con todo lo establecido y encaminado por el señor Wagner. Andaba todo bien, pero con la muerte de Néstor Kirchner yo veo que todo cambia en Argentina y naturalmente también con nuestro contrato (…) Lo primero que decidimos hacer es dejar de pagar”, sotuvó.

La interrupción de las coimas, añadió el delator, generó que el Gobierno dejara de pagarle los certificados de obra del proyecto para la extensión de las redes troncales de gas “y todo se empezó a demorar”.

Los cortocircuitos terminaron, rememoró Faria, cuando el lobista Jorge “Corcho” Rodríguez también contactó a Flavio Bento (número uno de Odebrecht en Argentina, en ese entonces) y Faria “para resolver los problemas”, se reanudaron las coimas “y el contrato volvió a funcionar”.

Las reglas en Argentina

También se detallaron las reglas de juego imperantes para operar en la Argentina. Entre otras, la obligación de asociarse con -o subcontratar a- empresas locales sugeridas por el gobierno nacional. Y la necesidad de contratar lobistas que, además de abrirles puertas en Buenos Aires y el interior, actuaron de puente con el equipo del exministro Julio De Vido.

Los delatores expusieron que Odebrecht pagó el soborno, de acuerdo el porcentaje que tenían en cada consorcio, mientras que las otras empresas consorcistas se encargaron del resto de los sobornos.

Entonces si la constructora brasileña tenía una participación del 50% en un consorcio y las empresas locales se repartían el 50% restante, las coimas que admitieron haber pagado los brasileños representan apenas la mitad de las coimas que se pagaron en ese proyecto.

TAMBIÉN PUEDES LEER: