12 Ene, 2018

Rally Dakar 2018 llegó a La Paz en medio de protestas

La llegada del Dakar estuvo precedida de una intensa agitación social en Bolivia, por lo que el gobierno de Morales dispuso un fuerte control policial
Foto: Rally Dakar 2018
Foto: Rally Dakar 2018

El rally Dakar 2018 llegó ayer jueves a la altura de La Paz, donde varios sectores sociales bolivianos protestaban contra un flamante código penal y hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Unos 100 manifestantes se enfrentaron con la policía, que utilizó gases lacrimógenos para reprimir la protesta, que alcanzó a una ruta utilizada por los competidores.

“No queremos Dakar“, “esto es Bolivia, no Venezuela” coreaban los manifestantes opositores al presidente Evo Morales, quien ha apoyado con entusiasmo el paso del rally por Bolivia.

“Han sido aprehendidos (algunos manifestantes) en la plaza San Francisco por perjudicar el trabajo de la Policía. Cuando estaban pasando los vehículos del Dakar se procedió a la detención de los mismos”, dijo el coronel Douglas Uzquiano, subjefe de la fuerza especial contra el crimen de la policía.

“Se dañó la imagen del país”, agregó el oficial, sin precisar el número de detenidos. Medios locales indicaron que los arrestados eran ocho, pero algunos fueron liberados poco después.

La llegada del Dakar estuvo precedida de una intensa agitación social en Bolivia, por lo que el gobierno de Morales dispuso un fuerte control policial a lo largo de la ruta de la competición.

Horas antes de la llegada de los competidores a La Paz, miles de manifestantes protestaban pacíficamente en el centro de la ciudad, que entonces estaba bajo una intensa lluvia.

“El Dakar llega a Bolivia por quinta vez”, destacó en Twitter Morales este jueves cuando los vehículos ingresaron a territorio boliviano.

Universitarios, trabajadores en salud y cocaleros opuestos a Morales realizaron marchas de protesta -en medio de estribillos y estallidos de petardos- en la antesala del arribo de la competición a la ciudad.

El gobierno desmontó a contrarreloj una huelga de médicos que duró 47 días y que amenazaba con dejar sin atención a los competidores.

La prolongada huelga se convirtió en el catalizador del descontento social contra el gobierno de Morales, en el poder desde 2006 y con el plan de ir a un cuarto mandato hasta 2025.

A la lucha de los sectores movilizados se sumaron recién las iglesias católica y evangélica, que exigen la total abrogación del código penal, porque vulneraría la libertad religiosa. Los trabajadores objetan la ley y arguyen que penaliza el derecho a la protesta.

 

PUEDES LEER TAMBIÉN:

#Tags Relacionados

, ,