Piura: Desarticulan banda dedicada al robo y procesamiento artesanal de petróleo

La Policía capturó esta madrugada a 19 personas sindicadas como integrantes de la organización criminal Los Paisas de Talara.

La Policía Nacional del Perú (PNP) y el Ministerio Público capturaron esta madrugada, en la región de Piura, a 19 personas sindicadas como integrantes de la organización criminal Los Paisas de Talara, dedicada al hurto y robo agravado de petróleo en crudo que era sustraído de los oleoductos de Petro Perú y de otras empresas privadas para ser procesado artesanalmente y vendido de manera ilícita.

Se realizaron 18 intervenciones simultáneas en inmuebles de las ciudades de Talara, Sullana y Paita en la región Piura y también en Trujillo contando con 400 efectivos policiales y el apoyo de 27 fiscales especializados en crimen organizado.

Como resultado, 19 personas fueron detenidas incluyendo a los cabecillas de la organización criminal y a cinco efectivos policiales involucrados en las actividades ilícitas de este grupo.

El viceministro de Orden Interno del Ministerio del Interior, Carlos León Romero, explicó que “las pérdidas de las empresas agraviadas ascienden a 6 millones de soles anuales” además de generar toda una actividad ilícita que llegaba al procesamiento y venta ilegal de combustible artesanal.

En otro momento, lamentó que “esta organización criminal haya recibido la colaboración de un grupo de policías que ya han sido detenidos” y junto con el director general de la PNP, Gral. de Policía Richard Zubiate informaron que se tomarán medidas drásticas, además de ponerlos a disposición de la justicia.

Modus operandi

 

De acuerdo con las investigaciones policiales, la organización criminal operaba desde el año 2012 en la provincia de Talara y contaba con dos facciones a cargo de sus respectivos lugartenientes y mandos medios.

La primera se especializaba en el robo de hidrocarburos a través de perforaciones a los oleoductos de distintas empresas petroleras.

Este bando era dirigido por Franklin Onavio Castillo Obando, también conocido como Frank. Entre sus hombres de confianza figuraba Jhony Martín Garay Cortez, alias Negro Garay.

La segunda facción estaba liderada por Medarda Rivas Lupuche, alias Medalla, quien supervisaba la adquisición del crudo para su procesamiento artesanal, acopio y almacenamiento ilegal, y finalmente la distribución y venta.

Entre su grupo de colaboradores estaban cinco efectivos policiales, en su mayoría pertenecientes a la División de Carreteras, cuya función era permitir el libre desplazamiento de los integrantes. Asimismo, figuran procesadores artesanales, transportistas y compradores.

Según la PNP, el crudo era transformado en petróleo, kerosene e incluso gasolina. El producto era vendido a naves utilizadas para la pesca. También se detectaron grifos que recibían el combustible.

La lista de empresas agraviadas incluye a Petroperú, Savia Perú, Petrobras Energía Perú, Interoil Perú, Graña y Montero Petrolera, Sapet, Development Perú, Petromont y Unipetro. Al frente del megaoperativo n°. 27 estuvo la División de Robos de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri). Fuente Mininter.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: