Phil Collins (2): El cantante

“Su camino hacia el micrófono no fue una decisión enteramente personal".
Phil Collins (2): El cantante Phil Collins (2): El cantante

Ser uno de los cantantes más exitosos de los ochenta y noventa le trajo diversos problemas a Phil Collins. Además de las ácidas críticas de los fans de Genesis, que le reclamaban haber traicionado el pasado progresivo del grupo, soportó el rechazo de gruesos sectores de la prensa musical a su permanente presencia en los rankings y a su actitud, que tenía tanto de humor bufonesco como de impostada seriedad.

Sin embargo, su camino hacia el micrófono no fue una decisión enteramente personal. Fueron Mike Rutherford, Steve Hackett, Tony Banks (sus compañeros en Genesis) y su primera esposa, Andrea Bertorelli, quienes lo persuadieron de cubrir el forado que dejó Peter Gabriel: “Nunca quise cantar. Audicionamos decenas de vocalistas para reemplazar a Peter pero ninguno nos convenció” (Modern Drummer Magazine, 1979).

Collins hizo coros en varios temas del primer Genesis e incluso cantó en dos –For absent friends (Nursery cryme, 1971) y More fool me (Selling England by the pound, 1973)- pero recién en 1976 asumió a tiempo completo el rol de vocalista, con un timbre vocal diferente al del hombre de los disfraces bizarros y las historias perversas que lideró esta banda hasta 1975.

 

Solista orientado al pop

A mitad de camino entre el art-rock y el pop, Collins lanzó sus primeros álbumes –Face value (1981) y Hello! I must be going (1982)- en paralelo con discos de Genesis como Duke (1980), Abacab (1981) y Genesis (1983), que siguieron dividiendo a su vieja hinchada, en algunos casos de manera irreconciliable. Canciones como In the air tonight, I don’t care anymore o Thru these walls, inspiradas por el derrumbe de su primer matrimonio, tenían aires oscuros; mientras que I missed again, I cannot believe it’s true o It don’t matter to me exhibían ritmos más festivos, adornados por los vientos de The Phenix Horns, sección de metales de Earth Wind & Fire. Su estilo como solista se orienta al pop-rock con fuertes dosis de soul y R&B, que le permitió construir un sonido propio de gran aceptación masiva.

La balada Against all odds (Take a look at me now), tema central de una olvidada película del mismo nombre de 1984, obtuvo el Oscar por Mejor Canción Original. Otras canciones como Do you remember? (1989) o One more night (1985) siguieron esa línea sentimental. Separate lives, dúo con Marilyn Martin, fue parte del soundtrack de White nights (1985), film protagonizado por los bailarines Mikhail Barishnikov, Gregory Hines, y la actriz Helen Mirren. Collins retomaría esta relación con el séptimo arte años después al asociarse con los Estudios Disney, con temas como You’ll be in my heart (Tarzan, 1999) o Look through my eyes (Brother Bear, 2003).

 

Pasión por el soul

Su primer #1 llegó en 1982 con el cover de You can’t hurry love, canción de 1966 de The Supremes. El video, un homenaje a los grupos vocales de esa época, fue todo un éxito en MTV. En 1988 escribió Two hearts, otro tributo al sonido Motown, para la banda sonora de Buster, película protagonizada por él mismo. Este disco contiene otra famosa canción de amor, A groovy kind of love, cover de 1965. En sus conciertos -con Genesis o solo- Collins solía introducir fragmentos de clásicos del soul como In the midnight hour o Reach out I’ll be there. En el 2010, la pasión del cantante por este género alcanzó otro nivel con el álbum Going back, su última grabación oficial, donde interpreta prolijamente clásicos de The Temptations, The Four Tops, Martha & The Vandellas, Stevie Wonder y Smokey Robinson.

Collins alcanzó el megaestrellato con su tercer disco, No jacket required (1985), con canciones como Sussudio, Take me home o Don’t lose my number. Posteriormente, sus álbumes … But seriously (1989), Both sides (1993) y Dance into the light (1996) produjeron más éxitos como Another day in paradise, I wish it would rain down (con Eric Clapton como invitado), Both sides of the story, Everyday o It’s in your eyes. El álbum recopilatorio  …Hits (1998) fue otro logro comercial: seis veces Disco de Platino en Inglaterra y tres en Estados Unidos.

 

Giras de despedida

Phil Collins, que realizó su primer concierto en Lima en abril de 1995, comenzó a anunciar su retiro durante la primera década del siglo 21 con giras mundiales de despedida. Diversos problemas de salud fueron reduciendo sus apariciones públicas hasta el 2016, en que anunció el Not Dead Yet Tour, título de su autobiografía publicada ese mismo año. Esta gira lo trae de vuelta al Perú, con extraordinarios músicos como Daryl Stuermer (guitarra), Lee Sklar (bajo), Luis Conte (percusión), Brad Cole (teclados), quienes lo acompañan desde hace más de dos décadas. Destaca la presencia de su hijo Nicholas, de 15 años, en la batería. Sus multitudinarias actuaciones en Londres, París y Colonia, durante el 2017; o en Brasil, ante más de 80,000 personas en el Maracaná hace apenas unos días, demuestran que su popularidad continúa intacta y crean interés pues probablemente sea la verdadera despedida de Phil Collins de aquellos escenarios en los que triunfó toda una vida.

TAMBIÉN PUEDES LEER: