Phil Collins (1): El baterista

“Basta escuchar The cinema show (1973) para apreciar su amplitud de recursos -redobles, tripletes y combinaciones de tarolas, bombos y platillos"
Phil Collins (1): El baterista Phil Collins (1): El baterista

En todas las notas que anuncian la segunda visita del músico británico Phil Collins (67) a nuestro país, se lee la siguiente frase: “El gran exbaterista de Genesis…”. ¿Tendrán idea esos redactores de qué significa eso? Ahora que la prensa solo habla del grotesco tu-tá-tu-tá reggaetonero, probablemente solo estén aplicando copy-paste a la entrada de Wikipedia sobre este célebre artista, de casi cinco décadas de trayectoria.

Collins, que comenzó a tocar batería a los 6 años, ingresó al grupo de rock progresivo Genesis en 1970, a los 19, para reemplazar a John Mayhew, despedido poco después de finalizadas las grabaciones de Trespass, segundo álbum del quinteto que entonces completaban Peter Gabriel (voz, flauta), Mike Rutherford (bajos, guitarras), Tony Banks (teclados, guitarras) y Anthony Phillips (guitarras). Junto a él, ingresó el guitarrista Steve Hackett para cubrir la renuncia de este último.

Entre 1971 y 1974 Genesis grabó los discos Nursery cryme (1971), Foxtrot (1972), Selling England by the pound (1973) y The lamb lies down on Broadway (1974), en los cuales brilla la batería de Phil Collins, estableciéndose como uno de los bateristas progresivos más creativos y respetados de su época, capaz de ejecutar abruptos cambios de intensidad, en tiempos y patrones rítmicos sumamente complejos.

Amplitud de recursos

Basta escuchar The cinema show (1973) para apreciar su amplitud de recursos -redobles, tripletes y combinaciones de tarolas, bombos y platillos-, especialmente durante los cinco minutos finales de este alucinante tema. Otros ejemplos son The fountain of Salmacis (1971), Firth of fifth (1973) o la sección Apocalypse in 9/8 de la monumental suite Supper’s ready (1972), que incluyen intrincados quiebres y síncopas, que realizaba con perfil opuesto al convencional, ya que es zurdo.

Cuando Gabriel abandonó Genesis, Collins asumió, a regañadientes, el papel de vocalista, y registró extraordinarias líneas de batería en canciones como Squonk, Los endos o el instrumental Unquiet slumbers for the sleepers… in that quiet earth, de los álbumes A trick of the tail y Wind & wuthering, ambos de 1976. Para la gira de ese año, Genesis contrató a Bill Bruford, exintegrante de Yes y King Crimson, como baterista alternativo. Juntos produjeron electrizantes duetos en concierto (la versión de The cinema show, del Seconds out, 1977, es simplemente impresionante). Paralelamente, Collins se unió al colectivo de jazz experimental Brand X con quienes grabó tres discos excepcionales –Unorthodox behaviour (1976), Moroccan roll (1977) y Product (1979)-, además de hacer sesiones para Brian Eno, Robert Fripp, entre otros. Su trabajo puede escucharse también en el espléndido debut solista de Steve Hackett, Voyage of the acolyte (1975).

Desde que Genesis se transformó en trío, en 1978, hasta su último álbum editado en 1991, Phil Collins grabó todas las baterías y percusiones, e hizo lo mismo en sus discos solistas. Para los conciertos, en ambos casos, tocaba a dúo con el baterista norteamericano Chester Thompson (Weather Report, Frank Zappa), quien fue su cómplice musical hasta el 2007.

Pionero

Collins fue un innovador del instrumento en los años ochenta, pionero en el uso de baterías electrónicas con efectos de eco, primero en el tema Intruder, del tercer disco solista de Peter Gabriel (1980) y luego en su propio single In the air tonight, de 1981. Este truco se convirtió en el sonido de Collins, presente en todos sus éxitos radiales, desde la romántica Against all odds hasta la energética Easy lover, dúo con el vocalista de Earth Wind & Fire, Philip Bailey. Su fantástica batería se luce también en instrumentales como Hand in hand (Face value, 1981), The west side (Hello! I must be going, 1982) o Saturday night and sunday morning (… But seriously, 1989).

Collins continuó tocando batería en sesiones de Eric Clapton, Tina Turner, Howard Jones o el colectivo Live Aid, con el cual grabó el tema Do they know it’s Christmas time? También fueron notables sus actuaciones en los conciertos para la Princesa Diana y la Reina Isabel II y sus apariciones como baterista invitado de dos supergrupos de rock clásico, Led Zeppelin y The Who, en 1985 y 1989 respectivamente.

En 1996 armó The Phil Collins Big Band y dirigió, desde su querida batería, esta orquesta de veinte músicos interpretando arreglos especiales de sus canciones más conocidas, algunos temas de Genesis y clásicos del funk como Pick up the pieces. El álbum A hot night in Paris (1999) fue testimonio de este proyecto musical. Por esos años también compuso y grabó la música de dos películas animadas de los Estudios Disney: Tarzán (1999) y Hermano Oso (2003), expandiendo aún más su lenguaje con percusiones tribales africanas de profunda sonoridad.

Lamentablemente, Phil Collins dejó definitivamente de tocar la batería el año 2014 por sus problemas de salud, que incluyen una operación a la espalda y dolencias nerviosas en las manos. Sin embargo sus aportes a este instrumento están disponibles para quien desee experimentarlos en su real dimensión.

TAMBIÉN PUEDES LEER: