13 Nov, 2017

Perú vs. Nueva Zelanda: Piden que se venda totalidad de entradas

Abogados presentaron una acción cautelar al Indecopi solicitando que la Federación Peruana de Fútbol (FPF) sortee y venda mañana más de 20,000 entradas que tiene en su poder.

Los abogados Marco Falconí Picardo y Jaime Delgado Zegarra, en representación de más de 650,000 aficionados al fútbol inscritos para adquirir una entrada al partido de fútbol entre Perú y Nueva Zelanda, presentaron una acción cautelar al Indecopi solicitando que la Federación Peruana de Fútbol (FPF) sortee y venda mañana más de 20,000 entradas que tiene en su poder.

En sustento de esta solicitud argumentan que el escandaloso caso de reventa de entradas  a este partido, que ha dado la vuelta al mundo por cotizarse cada entrada a 10 veces su valor, es un hecho ocasionado intencionalmente por la FPF al limitar a menos de 20,000 la oferta contra una demanda de 670,000 entradas, “es lógico que, en estas condiciones el precio suba” afirman. Situación que, según Falconí Picardo y Delgado Zegarra contraviene la Ley de Defensa del Consumidor.

Al respecto argumentan la FPF recibe fondos públicos y utiliza infraestructura pública (Estadio Nacional y Videna) pero que, lejos de promocionar la afición al deporte la limitan. En cambio, sostienen esta modalidad de venta alimenta una gigantesca red de reventa que es uno de los casos de corrupción más abiertos y conocidos en el país. “Resulta inadmisible que a solo cinco cuadras del local de Indecopi, en las puertas de la Videna, se comercialicen las entradas a precios exorbitantes sin que el organismo supervisor haga nada”. Por ello, lamentaron que Indecopi no haya actuado de oficio y recordaron que ya existe un proceso pendiente a causa de la irregular venta de entradas del penúltimo partido de la selección. “Aquí no solo hay una violación de los derechos del consumidor, sino también responsabilidades penales“, afirmaron los denunciantes.

Como prueba de ello mencionan que la FPF dice destinar más del 50% de las entradas a sus auspiciadores, pero con el precio que han fijado esas 20,000 entradas representan un valor superior a todo el auspicio económico recibido.

Es decir podrían devolver el dinero a sus auspiciadores y todavía tendrían un saldo a favor». Justificaron su intervención por el convencimiento que el derecho debe servir a la sociedad y, en este caso específico, poner un alto a una corruptela de vieja data en los espectáculos deportivos. «No podemos seguir que, en el fútbol, el Perú siga siendo el país de la reventa y de la cutra“, dijeron.

Igualmente fustigaron que los aficionados acaben financiando las entradas de cortesía que la PF otorga a ministros, congresistas y alcaldes. Las únicas entradas que no se deben vender son las solicitadas por la federación de Nueva Zelanda, afirman.

Falconí Picardo y Delgado Zegarra, quienes tienen una larga trayectoria de defensa del consumidor, finalizan solicitando que el Indecopi disponga hoy que las entradas reservadas se sorteen y vendan mañana. “Una venta de entradas con honestidad y transparencia es la mejor manera de apoyar a nuestra selección nacional“,  culminaron.

TAMBIÉN PUEDES VER