Pedro Aznar: Una leyenda del rock argentino

“Después de varios álbumes de pop-rock y bandas sonoras, Pedro Aznar da un vuelco a su sonido con Cuerpo y alma (1998) su octavo disco en estudio"
Pedro Aznar: Una leyenda del rock argentino Pedro Aznar: Una leyenda del rock argentino

 Cada vez que se escribe acerca de las leyendas del rock argentino, los comentaristas más convencionales mencionan a Charly García, Fito Páez y Luis Alberto Spinetta. Los más acuciosos incluyen al guitarrista Norberto “Pappo” Napolitano, Miguel Abuelo o Lito Nebbia, líder de Los Gatos. Pero ambas facciones obvian a este brillante compositor, productor, cantante y multi-instrumentista, nacido hace 58 años en Buenos Aires, uno de los primeros en trascender el sonido localista del rock “argento” para llegar a públicos más amplios.

A los 15 años debutó como bajista en la banda progresiva Madre Atómica, junto al guitarrista Lito Epúmer y al baterista/pianista Juan Carlos “El Mono” Fontana. Luego pasó brevemente por los grupos Pastoral y Alas, también en onda progresiva hasta que integró The Jets, grupo de apoyo del cantante y productor Billy Bond. El cuarteto, que completaban Óscar Moro (batería), David Lebón (guitarra) y Charly García (teclados), se convirtió en Serú Girán. Esta banda marcó a fuego la historia del rock argentino tanto por la trayectoria de sus miembros como por sus canciones, que combinaban progresivo, influencias beatlescas, jazz fusión, armonías vocales y letras cargadas de mensajes políticos, en medio de la dictadura militar de Jorge Videla.

En Serú Girán, que grabó cuatro álbumes entre 1978 y 1982, Pedro se hizo conocido por su alta habilidad técnica en el bajo fretless, además de complementar el trabajo de García en teclados, particularmente con el Oberheim OB-X, definiendo el sonido de este grupo que se disolvió cuando Aznar emigró para estudiar en Berklee, la prestigiosa escuela musical de Boston (EE.UU.).

Aznar inicia su camino solista en 1982 con un álbum unipersonal, un experimento de jazz fusión en el que toca todos los instrumentos. Un año después fue invitado por Pat Metheny para integrarse a su quinteto de jazz. El guitarrista norteamericano había quedado impresionado con la capacidad vocal de Pedro, a través de un cassette que el argentino le entregó en un backstage en Brasil, durante un festival en el que ambos, Metheny y Serú Girán, eran parte del cartel.

 

Grammy

Pedro Aznar cantó y tocó de todo, menos bajo, en la banda de Pat Metheny, durante seis años. En su segundo disco solista, Contemplación (1984), se sacó el clavo tocando el fretless acompañado por Metheny, Lyle Mays y Dan Gottlieb en las canciones 23 y Verano en Nueva Inglaterra. Con The Pat Metheny Group, Aznar grabó dos álbumes en estudio, First circle (1983) y Letter from home (1989) -ambos ganadores del Grammy-, una banda sonora, The falcon and the snowman (1985), y uno en vivo, The road to you (1993), también galardonado con el gramófono dorado.

Paralelamente, siguió participando de la escena rockera bonaerense. Por ejemplo integró la primera formación de Spinetta Jade en 1980. En 1983 participó del segundo álbum solista de Charly García, Clics modernos. Su extraordinario bajo se luce en No me dejan salir (Estoy verde) y Nos siguen pegando abajo, donde además canta la estrofa intermedia. Los discos Tango (1986) y Tango 4 (1991), a dúo con Charly, generaron clásicos del rock latino como Hablando a tu corazón o Tu amor. En 1992 la reunión de Serú Girán rompió todas las taquillas argentinas con dos recitales ante más de 50,000 personas en el Estadio Monumental de River Plate.

 

Vuelco sonoro

Después de varios álbumes de pop-rock y bandas sonoras, Pedro Aznar da un vuelco a su sonido con Cuerpo y alma (1998) su octavo disco en estudio, en el que incluye temas de folkloristas latinoamericanos como Eduardo Mateo (Uruguay), Violeta Parra (Chile), Chabuca Granda (Perú), Chico Buarque (Brasil), Cuchi Leguizamón (Argentina), entre otros. La conexión de Aznar con sensibilidades musicales más telúricas y globales se convirtió en el sello de su posterior discografía, con álbumes en estudio como Parte de volar, Mudras: Canciones de a dos (2002) y en vivo como Aznar canta Brasil (2005) y A solas con el mundo (2010), donde interpreta clásicos del folklore argentino y brasileño con gran respeto y precisión. Incluso musicalizó poemas de Jorge Luis Borges en su disco Caja de música (2000).

Aznar hace covers desde sus inicios como solista. Por ejemplo, en su álbum debut de 1982, incluyó Because (The Beatles), Septiembre (Iván Lins) y Nefertiti (Miles Davis). O su versión en español de la balada Sorry seems to be the hardest word de Elton John, en el disco David y Goliath (1995). El doble Quebrado (2008) contiene temas de John Lennon, Nick Drake, George Harrison, The Rolling Stones, entre otros. Y en abril del 2012 realizó un concierto gratuito ante más de 50,000 personas en la Plaza Italia de Buenos Aires, tocando 26 canciones de Luis Alberto Spinetta, dos meses después de su fallecimiento. El concierto fue grabado y lanzado en un CD/DVD bajo el título Puentes amarillos: Aznar celebra la música de Spinetta.

En cambio, su último disco en estudio, Contraluz (2016), trae trece canciones propias que van del hard-rock al tango, pop-rock, jazz y bolero, mostrando una vez más la versatilidad de este legendario músico argentino que hará dos fechas en Lima, como parte de su gira Resonancia, con la que está celebrando 35 años de su carrera como solista.

TAMBIÉN PUEDES LEER: