Pagan sueldos secretos a funcionarios del Gobierno

Bonificación extra puede superar lo que perciben “oficialmente” en la planilla mensual. Jugosos sueldos se ven opacados por los “incentivos” de más de 12 mil soles.
Pagan sueldos secretos a funcionarios del Gobierno

Hay 77 mil suertudos que trabajan en los diversos ministerios, que además de recibir sus suculentos sueldos, se llevan libre de polvo y paja una bonifi­cación extra cada mes, la cual puede superar lo que oficialmente perciben en planilla. Estos altos funcio­narios que tienen sueldos de lujo de hasta 30 mil so­les, reciben además una bonificación de incentivo mensual que puede supe­rar los S/ 12 mil.

Lo más sorprendente es que este dinero no es consi­derado una remuneración, ya que en la práctica esta bonificación funciona como un sueldo adicional encu­bierto, al que no se le aplican los descuentos de ley.

Los beneficiados son unos 5 mil funcionarios, 6 mil profesionales, 29 mil técnicos y 37 mil auxilia­res de las diversas insti­tuciones públicas a nivel nacional.

LA MANO DE CAFAE

Diario Exitosa tuvo acce­so al informe N°147-2018-EF/53.4, de la Dirección General de Gestión de Re­cursos Públicos del Minis­terio de Economía, del 10 de abril del 2018, que indi­ca que esta bonificación se entrega a través del Comité de Administración del Fon­do de Asistencia y Estímulo (Cafae), con lo cual evita se apliquen los descuentos de ley a la remuneración.

Dependiendo de cada ministerio, según el docu­mento, los montos varían. En el caso del Ministerio de Salud (Minsa), en el área de Administración, fuera de su remuneración mensual, un alto funcionario recibe hasta S/ 12,908.

Aunque esta bonificación de incentivo está formali­zada mediante una serie de resoluciones y decretos, llama la atención la poca transparencia con que se maneja al respecto. Pese a que se presentó en su mo­mento como un programa de incentivo ante la baja remuneración que ofrece el Estado, en comparación a la empresa privada, esta alcanza principalmente a altos funcionarios cuyos sueldos ya de por sí son ele­vados.

ALGUNOS EJEMPLOS

En el Ministerio de Eco­nomía y Finanzas, según anexos del documento del MEF, un funcionario F-7 puede percibir S/ 11,270 y un funcionario F-2, S/ 6,627. En el caso de un profesio­nal, puede recibir de Cafae S/ 5,784; un técnico, S/ 3,105; y un auxiliar, S/ 2,415.

En la Presidencia del Con­sejo de Ministros, un fun­cionario F-5 y F-6 recibe al mes S/ 8,525; el F-4, S/ 5,925; el F-3, S/ 5,725; y F-2 y F-1, S/ 4,725. El monto más bajo es el de auxiliar: S/ 3,325.

Hay versiones distintas sobre si este bono llega tam­bién al ministro del sector, pero lo claro es que alcanza a los más altos funcionarios, incluso el secretario general, directores, jefes de oficinas, gerentes, entre otros.

En esta danza de mi­llones, el Estado gasta anualmente más de S/ 171 millones, que deben ser distribuidos entre unos 5 mil funcionarios, 6 mil profesionales, 29 mil téc­nicos y 37 mil auxiliares de las diversas instituciones públicas del país.

En el debate de la llama­da Ley Servir, se dijo que la nueva Ley del Servicio Civil corregiría las “distor­siones” en las remunera­ciones de algunos sectores laborales del Estado, como aquellos que usan el Cafae para obtener gran parte de su remuneración y los pac­tos colectivos que dan más de 14 sueldos a los emplea­dos, sin embargo, nada de esto sucedió.

Analistas consultados indican que en la práctica esta bonificación funciona como un sueldo adicio­nal encubierto que puede igualar e incluso superar a lo recibido como remune­ración de un funcionario.

Resulta evidente a lo largo del documento la falta de unidad en los montos en­tregados, que en el caso de los ministerios de Defensa, del Interior y de Relaciones Exteriores pueden llegar a un máximo de 1,600 soles, así como a la falta de fiscali­zación al respecto.

¿QUÉ ES CAFAE?

El Fondo de Asistencia y Estímulo de cada organismo público se encuentra administrado por un comité que se le conoce bajo el rubro de Comité de Administración del Fondo de Asistencia y Estímulo (Cafae); el fondo puede estar financiado por los descuentos por tardanza e ina­sistencia al centro laboral, también por las donaciones y legados, por las transferencias de recursos que por cualquier fuente reciban del titular de la propia entidad; además están las rentas generadas por los activos pro­pios y/o bajo su administración y los demás ingresos que obtenga por actividades y/o servicios.

TAMBIÉN PUEDES LEER: