OPINIÓN|Luis Angeles Laynes:Solo queda esperar

Las declaraciones formuladas ayer por los presidentes de Perú, Martín Vizcarra, y de Uruguay, Tabaré Vázquez, en torno al asilo solicitado por el exmandatario Alan García.

Las declaraciones formuladas ayer por los presidentes de Perú, Martín Vizcarra, y de Uruguay, Tabaré Vázquez, en torno al asilo solicitado por el exmandatario Alan García Pérez hace más de una semana dejan muy en claro lo que en adelante debe seguir en este caso que sigue siendo materia de polémicas, confrontaciones y opiniones a favor o en contra.Ya el jefe del Gabinete, César Villanueva, pidió el domingo que dejemos con tranquilidad que Uruguay decida de acuerdo a su posición de república soberana, y se cual fuere la decisión la lucha contra la corrupción en nuestro país seguirá firme. Y es lo que corresponde, dejando que cada institución actúe autónomamente con todos los personajes que son investigados por las presuntas coimas y aportes de campaña otorgados por Odebrecht y otras constructoras brasileñas.El presidente uruguayo Tabaré Vázquez ha precisado que se tomará todo el tiempo necesario para decidir si otorga o no el asilo solicitado el sábado 17 de noviembre por el líder aprista. Es la última palabra que a todos queda esperar.

Y el presidente Martín Vizcarra también se pronunció ayer y señaló que el Gobierno peruano defenderá su posición sobre el asilo solicitado por García a Uruguay. “Nosotros tenemos que defender la posición del Perú y lo hemos dicho por escrito en el informe que hemos presentado al embajador de Uruguay en el Perú. Aquí no hay persecución política”.Pero Vizcarra también se refirió al salvoconducto que requerirá García para abandonar el país en caso Tabaré Vázquez le conceda el asilo, y dice que prefiere no adelantar opinión porque este es un tema que se debe ver en función de la decisión que tome la república oriental.Solo hay dos opciones en este tema. Que Uruguay conceda el asilo a García o que se lo niegue. Si ocurre lo segundo, el exmandatario aprista deberá dejar la residencia del embajador uruguayo y someterse a la justicia peruana que lo investiga por los presuntos delitos de lavado de activos y colusión agravada en el caso del Metro de Lima, sobre el cual el exdirector de contratos de Odebrecht, Antonio Carlos Nostre, dice que se pagó más de 24 millones de dólares en coimas.

De ser lo primero, es decir si se concede el asilo, Vizcarra debe decidir si entrega o no el salvoconducto, y lo que se desprende por lo dicho ayer, de defender la posición del Perú, es que le niegue el permiso de salida del país a García. Así las cosas ya no caben más comentarios y como dice su premier, dejemos con tranquilidad que Uruguay decida sobre el asilo. Y ese día el presidente peruano dirá si le da o no el permiso de salida.

TAMBIÉN PUEDES LEER: