OPINIÓN|Luis Angeles Laynes: Importantes aclaraciones

Hace bien el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, al precisar que en el Perú no hay presos políticos ni persecución política.

Hace bien el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, al precisar que en el Perú no hay presos políticos ni persecución política, en una clara respuesta a los investigados de casos de corrupción que alegan como argumento de defensa ese recurso para escapar de la acción de la justicia.

“En el país no hay presos políticos. No hay persecución política, ni presos políticos. Quienes están presos están por orden de la ley y no por una orden política de nadie”, declaró durante una visita por el norte del país.

En una entrevista con Exitosa, el jefe del Gabinete precisó también que la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien cumple prisión preventiva de 36 meses, no es presa política y que su caso es una cuestión absolutamente de un proceso pedido por la Fiscalía. Ello en respuesta a la misma detenida que alega ser víctima de una persecución política. Lo mismo señalan los representantes del fujimorismo.

Pero no solo Keiko Fujimori ha alegado tal argumento. El prófugo expresidente Alejandro Toledo también ha utilizado este recurso de defensa para no enfrentar a la justicia por el delito de lavado de activos que se le imputa y por el cual pende sobre él una orden de prisión preventiva.

Otros como el exmandatario Ollanta Humala y hasta el ex juez supremo César Hinostroza Pariachi, sindicado como jefe de ‘Los cuellos blancos del puerto’ y ahora detenido en España, también pretenden escudarse en ese argumento. Incluso el expresidente Alan García escribió en las redes sociales, tras la detención de Keiko Fujimori, que se ha politizado la justicia.

Quienes están siendo investigados por casos de corrupción deben someterse a la justicia, que es la que finalmente debe decidir si son culpables o inocentes de los cargos que se les imputan. Y el Ejecutivo debe evitar opinar sobre los casos que se siguen tanto en el Ministerio Público como el Poder Judicial, que son instituciones autónomas.

Otra importante aclaración es la formulada también por el presidente Martín Vizcarra al tildar de irresponsables a quienes difunden rumores de golpe de Estado, y asegurar ser el primero en defender la democracia, la Constitución y la independencia de poderes. Según el mandatario, la democracia permite luchar contra la corrupción y forjar el desarrollo del Perú, y eso es lo que queremos todos los peruanos. Que nadie hable de romper el orden constitucional, ni siquiera insinuarlo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: