OPINIÓN|Freddie Mercury: Patrimonio británico, por Jorge Tineo Rendón

Compuso más de cin­cuenta canciones para Queen, las cuales son favo­ritas de todo conocedor del rock clásico, aun cuando las radios solo programen dos o tres.
Internet

Por: Jorge Tineo Rendón

Debería estar con no­sotros, creando” dijo Brian May, guitarris­ta de Queen, recor­dando a Freddie Mercury, el jueves pasado, duran­te la develación de la pla­ca que el English Heritage colocó en la casa del artis­ta, ubicada en Feldham, al oeste de Londres.

Mercury, quien hoy ha­bría cumplido 70 años, es una de las personalidades más importantes del rock, poseedor de una voz espec­tacular y un magnetismo único que le permitía conec­tarse con sus multitudina­rios públicos.

Montserrat Caballé, una de sus mejores amigas, con­fesó que Freddie fue el me­jor cantante no clásico con quien trabajó. “Su técnica era sorprendente”, dijo la so­prano española.

Entre 1970 y 1990, Mer­cury grabó quince álbu­mes con Queen y recorrió el mundo dando concier­tos electrizantes. Sobre el escenario, el músico naci­do en Zanzíbar (hoy Tanza­nia) y criado en la India, era imbatible.

May recordó que Fred­die Mercury –cuyo nom­bre real fue Farrokh Bulsa­ra- era muy tímido de joven. Jamás imaginaron cuán le­jos iban a llegar con la ban­da, en aquellos días que pa­saban analizando discos de Jimi Hendrix, uno de sus ar­tistas favoritos.

En estos tiempos de “ar­tistas” improvisados, es im­portante rescatar su obra, que combinó la rebeldía rockera con un rigor mu­sical académico que exigía disciplina y estudio. El com­positor de Bohemian Rhap­sody no solo cantaba ex­traordinariamente sino que además tocaba el piano y dominaba diversos géneros musicales.

Compuso más de cin­cuenta canciones para Queen, las cuales son favo­ritas de todo conocedor del rock clásico, aun cuando las radios solo programen dos o tres. Sus actuaciones han quedado registradas para la posteridad y lucen tan fres­cas y emocionantes como siempre.

Tras su muerte en 1991, Brian May (69) y Roger Ta­ylor (67), dos de sus compa­ñeros en Queen, trataron de continuar con otros vocalis­tas, pero nunca fue lo mismo. Por su parte, John Deacon (65) se retiró de la música de manera indefinida.

Freddie Mercury vivió una vida intensa, no exen­ta de controversias por su orientación sexual, y el mundo quedó marcado por sus canciones, muchas de las cuales creó en esta casa que hoy es Patrimonio Bri­tánico, como lo es él desde hace varias décadas.

 

 

TE PUEDE INTERESAR:

TAMBIÉN PUEDES LEER: