4 Sep, 2017

OPINIÓN | Raúl Mendoza: Vocero político

"Los partidos movilizan, persuaden, descentralizan, recomponen y crean escenarios visibles de fuerza itinerante ..."

Por: Raúl Mendoza Cánepa

La política la hacen los polí­ticos, no los comunicadores. Los políticos saben de jaque y lidia, los comunicadores idean mensajes y soplan al oído del gobernante lo que debe decir. Si Roger Stone, asesor de campañas que co­locó en la Casa Blanca a más presidentes que nadie, tiene éxito, es porque sabe de polí­tica. Al margen de sus atajos, sabe que un gesto vale más que mil palabras.

Un ejército de marketeros no reemplaza al olfato de los buenos estrategas y no influ­ye en las buenas decisiones. El problema es que PPK y Za­vala tienen experiencia esta­tal, pero no la han procesado. Son personajes de cálculo y escritorio. El 19% de aproba­ción coloca a PPK en el límite sin que sus marketeros (más hábiles, como sus jefes, para la empresa que para la políti­ca) la sepan “hacer”.

Ejemplo. “Que todo cambie para que nada cambie”, decía Giuseppe Tomasi di Lampedusa en El Gatopardo, sugiriendo sin querer que un buen reacomodo es efectivo para la per­cepción, algo que PPK no sabe entender. Los cambios y las recomposiciones radicales e, incluso, la ilusión de reformas, más que mover tierra, oxigenan a la gente. Nada peor que un gobierno de pocos nombres que no se refunda y aburre.

No hay política. Ningún ase­sor le susurra a PPK sobre la importancia de un partido cuando lo demás falla. Miedo. Por el contrario, sus amigos parecen animarlo a prescin­dir de él y de los políticos. Ningún gobierno de amigos sobrevive por enroques. Los partidos movilizan, persua­den, descentralizan, recom­ponen y crean escenarios visi­bles de fuerza itinerante.

Este espacio me impide soltar las estrategias que el gobierno podría utilizar para reposicionarse, algo que los autómatas de las redes nunca podrían hacer. El gobierno no sabe negociar (con enfoque político), no sabe desgastar al oponente (lean cómo Eliza­beth I de Inglaterra desgastó a Felipe II, de España, tema aparte de los corsarios). Políti­ca pura. Las victorias políticas nacen de destrezas políticas.

Además, lo que los comunicadores aconsejen no sirve si PPK la hunde afirmando que la pachamanca es árabe y el cebiche japonés… No es novedad. Ni el mejor comunica­dor puede con el desastre de un gobernante que nunca se mide. Para evitarlo, bien vienen los voceros políticos, de esos con quimba y dribling. No tiene que ser un Bedoya, pero sí un vocero oficial con cintura y alma de pararrayos. Con esta inercia el gobierno toca el dígito. Están a tiempo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: