OPINIÓN | Arturo Valverde: ¡Qué casualidad!  

La razón por la cual en nuestro país aún tenemos esta clase de congresistas es por la ignorancia de nuestra gente. No le encuentro otra explicación.
OPINIÓN | Arturo Valverde: ¡Qué casualidad!  

¿Cómo pretende la izquierda hacernos creer que es un capricho de sus rivales políticos tildarlos de pro terroristas, cuando una congresista proveniente de sus filas es sorprendida con la contratación de una asesora vinculada al grupo terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA)?

La congresista María Elena Foronda al igual que otros de sus camaradas como Justiniano Apaza, Alberto Quintanilla, entre otros, en distintas circunstancias sacan cara por gente que ha estado vinculada a estos grupos terroristas. ¿Quién se encargó de escogerlos a ellos? ¿Es que acaso Frente Amplio fue una fachada para llevar a gente afín a los grupos terroristas como Sendero Luminoso y MRTA que tanto daño hizo a nuestro país? ¿Qué cosa es Frente Amplio? ¿Qué es Nuevo Perú?

Verónika Mendoza, aunque salga dando entrevistas en La República, tratando sin éxito de marcar la agenda política de la semana, debería dar una explicación al país porque fue su candidatura a la presidencia la que llevó consigo a esta clase de congresistas que por todos lados están intentando abrir espacios para que gente condenada y vinculada al terrorismo puedan ganar más presencia política, puedan avanzar en esta nueva estrategia ideológica.

La izquierda, qué duda cabe hoy, sigue pensando que el poder nace del fusil. No encuentro otra respuesta. ¡Qué casualidad, la izquierda niega que Hugo Chávez y Nicolás Maduro sean dictadores! ¡Qué casualidad, la izquierda contrata emerretistas! ¡Qué casualidad, siguen siendo la misma izquierda retrógrada de siempre! ¡Qué casualidad, Foronda, Apaza, Quintanilla y demás son tibios contra el terrorismo! ¡Qué casualidad! ¡Todo es mera coincidencia!

La razón por la cual en nuestro país aún tenemos esta clase de congresistas es por la ignorancia de nuestra gente. No le encuentro otra explicación. Que no venga la izquierda a tratar de victimizarse, diciendo que sus rivales políticos tratan de asociarlos con el terrorismo, cuando la realidad nos demuestra que están jugando en contra del Perú, en contra de tantas familias que sufrieron por causa del terrorismo.

¡Qué pena por los peruanos que por desconocimiento de su historia ponen en el congreso a esta clase de gente! Foronda y compañía deben ser desaforados. Los peruanos no vamos a mantener asesinos con nuestros impuestos, ni museos que cuenten la historia a favor del terror.

TAMBIÉN PUEDES LEER: