OPINIÓN | Paul García Oviedo: Sigamos apostando por las APP

El impulso de los proyectos de infraestructura aumenta directamente la productividad del país, mejora el acceso a los mercados y el servicio al cliente

No es novedad que los proyectos de mejora de infraestructura y servicios públicos están avanzando en nuestro país, sin embargo, y no es ajeno a nosotros, que muchos de ellos se han visto envueltos en diferentes actos de corrupción, los mismos que vienen siendo investigados por nuestras autoridades.

 

A pesar de ello, no perdamos de vista nuestro principal objetivo: mejorar la calidad de vida de nuestros pobladores. El Perú es uno de los pocos países privilegiados que cuenta con gran cantidad de recursos naturales a lo largo de su territorio, con esa base lo que necesita es mayor promoción de la inversión privada para generar un impulso en el aumento de la competitividad y el desarrollo de las Asociaciones Público Privadas (APP) en proyectos de infraestructura y las inversiones que canalicen sus productos.

 

El impulso de los proyectos de infraestructura aumenta directamente la productividad del país, mejora el acceso a los mercados y el servicio al cliente, genera un mayor dinamismo en el intercambio de recursos y, sobre todo, beneficia la competitividad de precios y calidad de servicios.

 

Ahora bien, actualmente existe un mecanismo ampliamente utilizado no solo en nuestro país sino también en España, Chile, Brasil, Colombia, entre otros, conocido como APP, que es la colaboración que el privado le brinda al Estado en el desarrollo de proyectos de infraestructura o en la prestación de servicios públicos. Es decir, se forma una sociedad entre la empresa privada y Estado para ejecutar proyectos (en todos los niveles de gobierno) de acuerdo a los lineamientos que se establezcan en sus contratos y a la normativa vigente.

 

Si bien los últimos escándalos han generado ciertas suspicacias en la ejecución de proyectos bajo la modalidad de APP, es importante tener en cuenta que el principal problema de la corrupción en nuestro país no es el modelo de APP, sino los funcionarios que la mancharon. Por esa razón, es importante rescatar alguna de las características de este modelo: i) Los procesos de selección y adjudicación de proyectos son abiertos y transparentes, pero concuerdo en que deben tener una mayor supervisión para evitar actos de corrupción; ii) Máxima eficiencia de privado en otorgar el servicio o construir la infraestructura porque él mismo la va a operar en los siguientes 20 o 30 años que dure el contrato; iii) Aceptación social y ambiental por parte de la población que se va a beneficiar del proyecto.

TAMBIÉN PUEDES LEER: