19 Ago, 2017

OPINIÓN | Paul García: Feliz Aniversario, Callao

"Hagamos que este aniversario nos una como chalacos y pro­pongámonos el objetivo de que esta generación ponga el primer esfuerzo para engrandecer al Callao y a su gente ..."

Por: Paul Gabriel García Oviedo

Un 20 de agosto de 1836 el gene­ral Andrés de Santa Cruz decre­taba la creación de la Provincia Litoral del Callao, que con auto­nomía política empezó a ser parte de nuestra historia. Este domingo celebramos los 181 años del puerto más querido, del puerto bonito, del puerto chalaco.

El primer puerto peruano tie­ne una amplia historia de lucha que enorgullece a los porteños; desde la guerra del Dos de Mayo, la guerra contra Chile o toda circunstancia que requirió un peruano valeroso, ahí estuvo el chalaco presente

Qué peruano no ha conocido o conoce a un chalaco, qué perua­no no ha oído hablar del Callao. Sin duda, contar del Perú en el mundo es hablar del cebiche, del pisco, de Machu Picchu y del Callao.

Hagamos que este aniversario nos una como chalacos y pro­pongámonos el objetivo de que esta generación ponga el primer esfuerzo para engrandecer al Callao y a su gente. No solo que­remos que conozcan lo buena gente que es el chalaco, o lo di­vertido y alegre que puede ser. Queremos que el mundo reco­nozca en el chalaco la decencia, la honradez, el trabajo y la valentía de ante cualquier adversidad salir adelante.

Tengamos la meta de llegar a los 200 años con un fervo­roso grito del “Chim Pum Callao” como celebración por haber crecido y habernos supe­rado como región. No olvidemos nunca la identidad que represen­tamos y que el verdadero Chim Pum Callao no es el que de mala manera representó a un nefas­to grupo político, sino que es la onomatopeya victoriosa de los cañones patriotas que defendían nuestra nación en primera fila contra los invasores. Asimismo, hagamos que el Callao escriba para las generaciones venideras una historia que demuestre la grandeza y corazón de su gente.

Sigamos gritando Chim Pum Callao, pero gritémoslo cada vez que hagamos algo que engran­dezca nuestra región. Bailemos salsa celebrando que todos los niños en Ventanilla pueden ir al colegio y no pasan hambre. Fes­tejemos que en nuestra región hay más trabajo y mejor educa­ción. Vayamos por el mundo ha­blando del Perú, con la camiseta del Callao.

Sin duda, quien se siente or­gulloso de ser chalaco y a la vez peruano, mantiene el sueño constante de ver a su Callao com­pitiendo y teniendo el mismo o mayor nivel que otros puertos del mundo como Róterdam, Sin­gapur, Hamburgo. Quien dice ser chalaco debería tener la consciencia de que esta tierra merece mucho más. Porque quien quiere al Callao lo quiere ver grande, mucho más grande de lo que ya es. Feliz Aniversario, puerto bonito.

TAMBIÉN PUEDES LEER: