EXITOSA NOTICIAS > COLUMNISTAS > MILKO IBAÑEZ > OPINIÓN | Milko Ibáñez: ¿Y ahora quién podrá defendernos?

OPINIÓN | Milko Ibáñez: ¿Y ahora quién podrá defendernos?

Cuánta plata se han robado y cuanta plata se van a robar. Si usted creía que con los corrup­tos de los 90 en la cárcel el Perú había cambiado, pues se equivocó...
descarga

Por Milko Ibáñez

Cuánta plata se han robado y cuanta plata se van a robar. Si usted creía que con los corrup­tos de los 90 en la cárcel el Perú había cambiado, pues se equivocó de cabo a rabo; los corruptos de siempre están vi­vitos y coleando, y siempre encuentran un avezado que les plantee un nuevo siste­ma, un nuevo evento, una nueva carretera, una nueva refinería, un nuevo gasoducto, para hacer lo que mejor saben… coimear, sobrevaluar, licitar a único postor, en re­sumen, robar a sus anchas.

Los últimos 15 años casi todos los que han gobernado o cumplido una función pública por elección popular o nombra­miento se han llenado la boca diciendo que eran unos adalides de la democra­cia, que toda la corrupción acabó con los encarcelados de los 90.

La realidad es que durante el gobier­no de Alejandro Toledo se robó, durante el gobierno de Alan García se robó, du­rante el gobierno de Nadine Heredia se robó y se seguirá robando, porque so­mos permisivos con la corrupción, y al menos que se muestre un video repar­tiendo plata en una salita, nadie “impor­tante” pagará cárcel.

Uno habla de esto en una reunión so­cial y las frases más repetidas son: “Pero si era obvio”, “Qué mal informado esta­bas”, “Todo el mundo sabía lo corrupto que era Odebrecht”, “Están robando en el Perú desde siempre”. Pero todos iban a sus cócteles, se ponían sus gorros y ca­misas para supervisar obras con el mis­mo Marcelo Odebrecht, total, cuanto más sobrevaluada esté una obra, la ta­jada será mayor y a todos les tocará una “alita” hoy o mañana.

Y lo peor de todo es que es verdad, todo el mundo sabía, sospechaba cómo estos grandes señores les rompían las manos a los funcionarios, a los empre­sarios, a los políticos, a los presidentes, a los ministros, a los banqueros de cuan­to país tercermundista contratará con ellos, entre ellos el Perú.

¿Dónde están todos los funcionarios que fueron nombrados o elegidos para servir al Perú y no vieron este asalto? Porque no sólo es corrupto quien reci­be una coima, sino aquél que se hace de la vista gorda con las sobrevaluaciones, que licita consultorías para los corrup­tos, que les presta plata o les da facilida­des para sus proyectos sobrevaluados a expensas de ciudadano de a pie.

Leía a Jorge Medina en otro diario di­ciendo que hay que ir a los orígenes de la corrupción, pues los orígenes, Jorge, están en nosotros mismos, en esa cor­tesanía tan típica de nuestra sociedad, en esa laxitud con la moral. El día que esa parte de la sociedad más informada y educada no se haga la de la vista gor­da y deje de invitar a sus casas y fiestas a estos corruptos y los denuncie a tiem­po, empezará a cambiar el Perú, mientras tanto, seguirán robando, pues es obvio que nadie los va a parar, total, si no co­bro hoy, mañana puedo dar una confe­rencia o trabajar en un organismo fue­ra del Perú, porque “yo nunca vi nada.

TAMBIÉN LEE:

#Tags Relacionados