EXITOSA NOTICIAS > COLUMNISTAS > MILKO IBAÑEZ > OPINIÓN | Milko Ibáñez: Una denuncia sin fujimoristas sospechosos ¡no es denuncia!, el colmo del odio y la ignorancia

OPINIÓN | Milko Ibáñez: Una denuncia sin fujimoristas sospechosos ¡no es denuncia!, el colmo del odio y la ignorancia

A todos estos Gobiernos lo que los une, lo que es una costumbre nacio­nal que se ha mantenido los últimos 50 años, es que todos y cada uno de ellos han tenido funcionarios..
1

Por Milko Ibáñez

A raíz del caso Odebrecht y la confesión que viene dando el dueño, el gran capitán, el corrompedor máximo, las redes han empezado a llenarse de co­mentarios y sospechas sobre quien (es) recibió (eron) los millonarios sobornos y aceptó (aron), amañó (aron) proyec­tos sobrevaluados que le costarían al Estado o los particulares.

Algunos apuntan a los funcionarios del régimen de Toledo, otros a los de García y otros a los de Ollanta, y los típicos anti, terminan con la muletilla “los fujimoristas no están porque no les dio el tiempo”, es decir, como no fue­ron Gobierno los últimos 15 años, no entran en la foto; sino, afirman, esta­rían de todas maneras.

A todos estos Gobiernos lo que los une, lo que es una costumbre nacio­nal que se ha mantenido los últimos 50 años, es que todos y cada uno de ellos han tenido funcionarios públicos, civi­les, empresarios y militares corruptos, por omisión o por comisión.

Velasquistas, belaundistas, apris­tas, fujimoristas, toledistas y ollantis­tas, todos y cada uno de estos han teni­do funcionarios corruptos, hayan sido o no Gobiernos democráticos, hay con­senso respecto a esto: a robar a robar que el mundo se va a acabar.

Esto, que es la evidencia y son los hechos, los típicos antis dicen, juran, empezó con Alberto Fujimori, siendo él su alfa y omega, el principio y el fin de los tiempos. O son ignorantes o así han hecho su carrera periodística, y no se les ocurre escribir sobre otra cosa, porque claramente se nota que para ellos hay dos clases de corruptos: los fujimoristas y los demás.

Al ver sólo una parte de la realidad, al marchar sólo cuando de corrupción fujimorista se trata, a los únicos que favorecen es a los corruptos que di­cen combatir. Ahí está, pues. Mien­tras seguían escribiendo sobre gen­te que está encarcelada desde hace años, los otros corruptos eran levan­tados como héroes de la democracia; mientras ellos negociaban cómoda­mente con transnacionales extranje­ras para obtener la construcción de proyectos sobrevaluados que nos cos­tarían a todos nosotros.

TAMBIÉN LEE:

#Tags Relacionados

,