13 Oct, 2017

OPINIÓN | Miguel Ángel Torres: Convocados estamos

Quienes me conocen a fondo saben que el fútbol, definitivamente, no es mi fuerte. Soy un terrible jugador. Desde niño era de aquellos  que se quedaban al final en la elección de los integrantes de cada equipo. Peor analista deportivo. Reconozco que aún me cuesta entender algunas de las técnicas que son aplicadas en el campo. Un hincha poco comprometido. De aquellos que difícilmente se mueve en razón a que un equipo juegue en el campeonato local y que reacciona sólo cuando la camiseta rojiblanca se presenta en la cancha.

Todo lo confesado no puede eximirme de reconocer y aplaudir lo que esta selección ha logrado. Y es que en un país que normalmente se encuentra dividido y enfrentado por pensamientos, ideologías, creencias o preferencias, es increíble advertir cómo se borran las líneas de frontera para permitirnos reencontrarnos finalmente a todos como peruanos.

Once titulares, una banca y un DT logran que nuestro corazón vuelva a latir, que recordemos lo que es soñar, lo que significa abrazar, lo que se siente gritar el himno nacional con el orgullo de sentirse peruano.

Pero no sólo es eso, sino que nos han hecho entender a muchos que no basta con criticar, con opinar como campeones, sino que es indispensable entrar en la cancha, jugártela, sabiendo que puedes perder, pero que más vale intentarlo pues hay quienes cuentan contigo.

Y si no somos aquellos a quienes toca pasar la bola o meter un gol, debemos comprender que estamos convocados a ser parte de la hinchada; ese número 12 en el partido que es indispensable para equiparar la cancha, para que sepan que somos 30 millones que cuando se lo proponen somos uno sólo y que nadie nos detiene.

Hoy agradezco y rindo tributo al equipo de nuestra selección. Nos han regalado mucho, pero en especial a quienes somos padres, la oportunidad de ver cómo nuestros niños conocen el orgullo, la emoción, la ilusión y ¿por qué no?: la esperanza.

Seamos protagonistas en el campo, jugando hasta quedarnos sin aliento por nuestro país; o hinchas que agotan su voz alentando las buenas jugadas que se hacen en beneficio del Perú; o los DT que, ante el error en alguna maniobra, replantea y propone una estrategia que pueda sacarnos adelante… Todos… todos… seamos este Perú.