OPINIÓN | Martín Valdivia Rodríguez: ¿Y el transporte urbano… hasta cuándo?

Según la Fundación Transitemos, el no contar con una cultura vial adecuada es el principal motivo de tener un tráfico caótico en nuestra capital.
OPINIÓN | Martín Valdivia Rodríguez: ¿Y el transporte urbano… hasta cuándo? OPINIÓN | Martín Valdivia Rodríguez: ¿Y el transporte urbano… hasta cuándo?

Para nadie es un secreto que el tránsito en Lima es uno de los peores del mundo: conductores irrespetuosos, pistas mal diseñadas, saturación de vehículos, transporte público caótico, taxistas por doquier. Ello no solo genera una tremenda pérdida de tiempo y dinero, sino una situación que incluso llega a perjudicar nuestra salud en detrimento de nuestra calidad de vida.

Según la Fundación Transitemos, el no contar con una cultura vial adecuada es el principal motivo de tener un tráfico caótico en nuestra capital. Si cumpliéramos las reglas y tuviéramos respeto por los demás, la situación sería otra: tendríamos un tránsito más fluido y menos estresante.

Viejas y ancladas costumbres, como llevar el auto para comprar en la bodega de la esquina o no utilizar casi nunca las luces direccionales, son situaciones que podemos cambiar y no esperar que la municipalidad haga algo por nosotros. Se echa la culpa a la cantidad de autos nuevos que circulan cada año (solo el 2016 se inscribieron 103 mil 289 autos), pero no desaparecen los carros viejos que son supuestamente reemplazados. El chatarreo en el Perú simplemente no existe. Todos venden sus carros viejos y allá la ciudad, que se reviente de carros.

Otro tema es la cantidad impresionante de taxis que hay en Lima. Hoy circulan diariamente más de 182 mil taxis, según la Municipalidad de Lima, de los cuales 86 mil 445 son formales, 35 mil están autorizados por la Municipalidad del Callao y se estima que más de 61 mil son informales. Esta sobreoferta de taxis genera que solo ellos ocupen el 60% de las vías de la ciudad, pero atendiendo solo el 4% de la demanda de transporte público. Por ello no extraña que en una fila de autos en una congestión, siete de cada 10 carros son taxis.

A pesar de todos estos problemas, aún el proyecto de ley que crea la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) no es debatida en el Pleno del Parlamento, pese a que fue aprobada por la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de la República en enero pasado. La iniciativa, propuesta por el Ejecutivo y anunciada por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski en su discurso por Fiestas Patrias, busca implementar un ente autónomo que se encargue del transporte tanto para Lima como para el Callao.

Esperemos que el Congreso se ponga las pilas y desempolve este proyecto de ley y se decida a ponerle el cascabel al gato. Ya es hora de acabar con una situación que nos ha dado una terrible fama en todo el mundo. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: