OPINIÓN | Martín Valdivia Rodríguez: Extradición anunciada

Recordemos que a Toledo Manrique se le acusa de tráfico de influencias y lavado de activos dentro de la investigación del caso Odebrecht.
OPINIÓN | Martín Valdivia Rodríguez: Extradición anunciada OPINIÓN | Martín Valdivia Rodríguez: Extradición anunciada

Alejandro Toledo debe estar, a estas horas, muy preocupado y viendo qué hacer para esconderse de la mejor manera luego que la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema declaró procedente el pedido de extradición a los Estados Unidos del prófugo expresidente. Con esta medida, el círculo se le viene cerrando al “cholo sagrado” quien hasta la fecha no es habido en ninguna parte de los lugares donde solía ubicársele.

Recordemos que a Toledo Manrique se le acusa de tráfico de influencias y lavado de activos dentro de la investigación del caso Odebrecht. Según los fiscales que ven este caso, Toledo habría recibido USD 20 millones de la empresa brasileña para otorgar la licitación del proyecto de la carretera Interoceánica. Cifra astronómica y que coloca al expresidente como uno de los mayores receptores de dinero mal habido por parte de la constructora.

Desde luego, a Toledo también se le acusa por el famoso caso Ecoteva. Según la Fiscalía, los casos Odebrecht y Ecoteva están vinculados debido a que parte del presunto soborno que la constructora pagó a Alejandro Toledo se habría depositado en una cuenta correspondiente a su amigo Josef Maiman. Es decir, ambos casos están unidos por la coima. Un triste final para un expresidente que se vanaglorió de “luchar contra los corruptos” y acabó como el peor de ellos.

Pese a que ambos casos tienen como origen los dineros de Odebrecht, cada uno de ellos cuenta con su propio curso. El pedido de extradición que comentamos en esta columna es el que se refiere a la coima de USD 20 millones vinculada al caso carretera Interoceánica. Un segundo pedido extradición se cocina por el caso Ecoteva. El coordinador de la Fiscalía de Lavado de Activos, Rafael Vela, señaló ayer que dentro de unas semanas se formalizará un nuevo pedido de extradición ante la Cuarta Sala Penal de Reos Libres. Toledo la tiene francamente muy complicada.

Ignoramos qué tipo de influencias moverá el expresidente, quien afirma que no existen las “garantías” para un proceso justo, pero su situación en Estados Unidos se hace cada día más complicada y menos sostenible. Toledo insiste en ser inocente y que si llega a Lima a defenderse será encarcelado de inmediato (recordemos que tiene orden de prisión preventiva). Lo mejor para él sería venir al Perú y demostrar en los hechos su inocencia, sin ocultarse bajo las mangas de sus amigotes de turno. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: