14 Nov, 2017

OPINIÓN | Martín Valdivia: La intocable

Alguien que viene pasando desapercibida en este tremendo lío del caso Odebrecht, es la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán de la Puente

Alguien que viene pasando desapercibida en este tremendo lío del caso Odebrecht, es la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán de la Puente. A ella nadie la llama, no hay comisión que la cite (solo acudió una vez a la Comisión Lava Jato), no existe fiscal que la investigue. Los medios de comunicación ni la mencionan. No hay portadas, no hay noticias, no hay nada. Pero la señora, ciertamente, tiene mucho que decir, bastante que aclarar y más de un indicio que tendría que deslindar.

Es más, hace un par de meses la presidenta de la Comisión Lava Jato, la congresista Rosa Bartra, pidió que la señora Villarán acuda nuevamente a esa comisión pero esta vez en calidad de investigada, pues su presencia de “buena voluntad”, en setiembre pasado, dejó más dudas que certezas para la totalidad de los integrantes de dicha comisión. Es decir, hasta la fecha la exalcaldesa no aclara con precisión cómo es que obtuvo el financiamiento para su campaña de revocatoria por el “No”.

Recordemos que un exalto ejecutivo de Odebrecht -acogido a la colaboración eficaz- reveló al fiscal Hamilton Castro que la constructora brasileña financió las campañas de Villarán no solo para su campaña por el “No” sino también para su reelección en el 2014. Estas coimas se habrían realizado en forma fraccionada en Lima y en Brasil. La mitad del monto habría ido a parar a los bolsillos del publicista Luis Favre y la otra mitad, siempre en versión del colaborador eficaz, habría ido a parar a una cuenta bancaria de un extrabajador de la cuestionada empresa brasileña.

Razones para mantener un vivo interés para que la Villarán permanezca en el cargo sobran: la constructora brasileña se hace de una concesión por 30 años del proyecto Nuevas Vías de Lima en pleno proceso revocatorio, entregando esta obra en enero de 2013 a la concesionaria Rutas de Lima de propiedad de Odebrecht. Recordemos que Nuevas Vías de Lima comprende la administración de los peajes de la Panamericana Norte y Sur, así como la autopista Ramiro Prialé.

En este caso, también, la fiscalía, pese a tener más de una evidencia (que obra en poder de Hamilton Castro), no mueve un dedo para investigar a la exburgomaestre. No sabemos qué poderes tiene para “pasar piola” no solo por el caso Odebrecht, sino también por sus manejos con la otra constructora brasileña involucrada en casos de corrupción, como es el caso de OAS. Veremos qué pasa en los siguientes días. La Fiscalía tiene mucho que decir, al igual que la Comisión Lava Jato. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.